domingo, 16 mayo 2021 14:06

Unión Europea limita a la Inteligencia Artificial

El reconocimiento facial en los espacios públicos, es uno de los aspectos que incluyen las nuevas normas para limitar la tan en boga Inteligencia Artificial. La llamada IA es uno de los avances tecnológicos que acaparan la atención en el ámbito de la tecnología, cuyo desarrollo abarca aspectos como las Smart Cities, la destreza robotica, la carne que no es carne, la predicción de nacimientos prematuros, jugar casino online, la carne que no es carne o la energía nuclear llevada a su extremo son solo algunos de los adelantos tecnológicos que asombran a Europa y al mundo entero en el primer trimestre del 2021.

Margrethe Vestager habla al respecto

El objetivo de las medidas antes mencionadas, que tomo la Comisión Europea se basa básicamente en «garantizar la seguridad y los derechos fundamentales de las personas y las empresas» para adoptar la Inteligencia Artificial, potenciar la inversión este campo y todo lo relacionado con la innovación que implica la IA. Margrethe Vestager, comisaria europea de competencia, asegura sobre el nuevo paquete de normas que: “Al establecer los estándares, podemos allanar el camino hacia la tecnología ética en todo el mundo y garantizar que la UE siga siendo competitiva en el camino. Nuestras normas, preparadas para el futuro y favorables a la innovación, intervendrán donde sea estrictamente necesario: cuando estén en juego la seguridad y los derechos fundamentales de los ciudadanos de la UE”

Riesgo a la ciudadanía en cuatro niveles

La Comisión encargada del estudio determino cuatro niveles de riesgo al usar los sistemas de la Inteligencia Artificial que pueden perjudicar o causar daños a los ciudadanos:

Riesgo inaceptable: este grupo lo conforman los sistemas que se consideran “una clara amenaza para la seguridad, los medios de vida y los derechos de las personas», que pasan a estar prohibidos con la nueva legislación. Ese es el caso de aquellos «que buscan manipular el comportamiento humano” un ejemplo claro son los juguetes que usan la asistencia de voz y pueden fomentar comportamientos peligrosos en los menores, al igual que los que permiten la “puntuación social” de los gobiernos, con la finalidad de diferenciar a los ciudadanos, con lo que se crearían sesgos.

Alto riesgo: en este grupo se encuentra emplear sistemas de IA en infraestructuras críticas, como en el transporte, cuando puedan arriesgar la salud del ciudadano. Igualmente el uso de sistemas que determinan el acceso a educarse y el curso de la profesional – ejemplo la calificación de exámenes -, la aplicación en la cirugía asistida por robots, para el reclutamiento de trabajadores, en servicios esenciales públicos o privados, como la solicitud de un crédito en una institución financiera, en administración de justicia o en inmigración. Según la Comisión todos los sistemas de alto riesgo estarán sujetos a estrictas obligaciones antes de que sean comercializados. Se incluye el empleo de los análisis de riesgos, el empleo de documentación muy detallada, la posibilidad de trazabilizar los resultados, la supervisión humana y alertan que los sistemas tienen que ser seguros, precisos y robustos.

Riesgo limitado:en este nivel destacan los chabots, pues siempre que una institución o empresa los utilice “los usuarios deben ser conscientes de que están interactuando con una máquina para poder tomar una decisión informada de continuar o dar un paso atrás”.

Riesgo mínimo: este nivel es uno de los más utilizados en la actualidad y aquí se incluyen casi todos los que emplean la Inteligencia Artificial, como el caso de los muy populares video juegos y las tan en boga aplicaciones de imagen, que aunque en menor consideración, también pueden causar inconvenientes y problemas a los usuarios.

El paquete de normas no ha entrado en vigor, por el momento solo es una propuesta en espera que la Euro cámara y los diferentes gobiernos que conforman la UE le den su aprobación y advierten que el proceso para implementarlo puede tardar un poco más de un año. Al momento de ser aprobado, todos los estados miembro deben cumplirlo por obligación irrestricta.

Reconocimiento facial: prohibido en espacios públicos

La tecnología de esta última década enfrenta un grave problema ético. Según esta nueva normativa propuesta por la Comisión Europea todos los sistemas que implican identificación biométrica – permite reconocer a cualquier ciudadano por sus rasgos forman parte del grupo de alto riesgo y para emplearlos debe cumplir unos estrictos requisitos. Por lo tanto su uso en espacios públicos estará terminantemente prohibido, exceptuando circunstancias muy puntuales.

Y añaden: “Por ejemplo, cuando sea estrictamente necesario para buscar un niño desaparecido, para prevenir una amenaza terrorista específica e inminente o para detectar, localizar, identificar o enjuiciar a un perpetrador o sospechoso de un delito grave” enfatizo la Comisión Europea. Adicionalmente su uso estará previamente autorizado por un organismo judicial o un organismo independiente previamente designado. Todo esto dentro de los límites que se adecuen en el tiempo, las bases de datos buscadas y su alcance geográfico.

La Inteligencia Artificial que de manera paulatina invade todos los ámbitos, es conocida popularmente como IA y resulta de la combinación de algoritmos que son planteados con el fin de crear maquinas que presenten en su conformación las mismas capacidades que caracterizan al ser humano. Estos programas o sistemas informáticos son capaces de ejecutar operaciones comparables a las que realiza la mente humana, como el razonamiento lógico y el aprendizaje. La inteligencia humana en máquinas puede razonar, aprender, hacer predicciones, deducir y mucho más. Las películas lo han dado a conocer como un robot físico y humanizado que en un futuro cercano podría desplazarnos. La polémica esta servida!