lunes, 10 mayo 2021 10:11

Arrimadas presenta a Ciudadanos como “antídoto contra los insultos”

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha presentado a la formación naranja como “el antídoto contra los insultos” que distintos partidos se están dirigiendo unos a otros en la campaña de las elecciones en la Comunidad de Madrid, algunos de los cuales se pueden ver en una lona desplegada por Cs en un edificio del centro de la capital.

“Creo que es imprescindible que muchos madrileños visualicen en qué se está convirtiendo esto, cuál es el peligro de no hacer nada, de cerrar los ojos ante estos insultos, esta polarización, este atolladero al que algunos partidos y algunos políticos irresponsables nos quieren llevar”, ha declarado.

Así se ha pronunciado Arrimadas, junto al candidato de Cs a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, y a la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, en la plaza de Felipe II, frente a la fachada donde se ha colocado la lona.

En ella, Ciudadanos muestra algunos de los calificativos que han utilizado distintos candidatos para describir a sus rivales –“traidor”, “fascista”, “amargada”, “parásito” y “rata”– y llama a los electores a escoger entre “el Madrid de los insultos o el Madrid de la concordia”.

NO PERDONARLES QUE HAGAN ESTOS DISCURSOS

Arrimadas, que ha prevenido contra lo que le puede pasar a una sociedad y una economía cuando, como en Cataluña, “a determinados partidos políticos se les perdona hacer este tipo de discursos”, ha asegurado que “el único antídoto contra los insultos, la única paz ante el conflicto y la única sensatez ante esta locura están siendo Cs y Edmundo Bal”.

Ha reivindicado “un Madrid de concordia y moderno”, donde “no se repliquen los insultos de 1936”, sino que se hable del modelo educativo, de innovación, ciencia, sanidad o vivienda, y ha pronosticado que las elecciones del 4 de mayo serán “el principio del fin de los bandos”.

En la Comunidad de Madrid “se va a comenzar a reconstruir una sociedad unida, mirando al futuro”, porque “se van a movilizar los moderados, los que quieren sensatez”, que van a “votar con valentía al centro político, cuando lo fácil es dejarse arrastrar por los bandos”, y, gracias a ellos, Bal “va a gobernar”, ha afirmado.