viernes, 7 mayo 2021 19:07

Desmontando el bulo viral sobre Correos y el voto rogado

El voto por correo irrumpe con fuerza en la campaña electoral de Madrid para los comicios del próximo 4 de mayo. Correos ha tramitado un récord de solicitudes para ejercer el derecho a voto para los madrileños desplazados a otras regiones.

En concreto, 235.696 madrileños han elegido esta opción, un 42% más respecto al récord anterior, registrados en 2019. Respecto a las elecciones del 2003, el voto por correo se ha disparado un 279%, por el auge de esta modalidad entre los electores y la petición de algunos partidos, especialmente de PSOE y Podemos, para movilizar a los suyos. Ambos partidos habían pedido eliminar esta modalidad de voto, pese a que Gobiernan en coalición y no han presentado medida alguna para modificar la normativa actual.

LA INYECCIÓN DE BULOS EN REDES

El uso del voto por correo se ha convertido en el centro de una gran cantidad de bulos, algunos muy antiguos. Las supuestas informaciones sobre denuncias de ciudadanos que no han podido ejercer este derecho mediante el envío del sobre con el voto son habituales, pese a que ninguna de las denuncias ha llegado nunca a juzgados. Y es que, la suplantación del voto por correo no es tan sencilla.

Sánchez
Pedro Sánchez. Foto: Flickr PSOE.

En primer lugar, los residentes en el extranjero deben dirigir su solicitud a la Oficina del Censo Electoral, que remitirá el sobre correspondiente al elector. Después, éste lo recibirá en mano por el cartero y a su vez, se deberá entregar el voto antes del sábado 1 antes de las 14.00 horas en cualquier oficina de Correos. En este proceso, el elector debe identificarse al menos dos veces, aunque no en la En los comicios de este 4 de mayo sólo se ha podido pedir este derecho hasta el 25 de abril.

LAS SOSPECHAS POR LOS TICKETS DE CORREOS

En el trámite, como se puede comprobar, intervienen numerosas personas, más cuando el propio elector decide la oficina postal para depositar el voto. Es decir, en caso de un amaño, Correos tendría que tener bajo control a miles de oficinistas, en concreto al menos 4.486, dos por cada oficina si se trabajara a doble turno, y siempre y cuando ninguno de los miembros se fuera de la lengua. Una hipótesis descabellada.

Para los expertos tuiteros, especialmente de la derecha, el voto por correo es “manipulable”, pese a los cinco pasos que hay que seguir. El bulo sobre el voto por correo es muy recurrente en época electoral, como dentro de unos días en la capital de España.

CREAR DUDAS Y SOMBRAS

Las acusaciones se realizan sin pruebas y se basan en crear sombras y dudas. Algunas de ellas, incluso, llegan a presentarse en forma de información, como la de un ciudadano que no ha podido ejercer su voto porque ya habían votado por él. Sin embargo, la realidad desmonta también este hecho, que fue debido a un error en la oficina de Correos, una vez subsanado se pudo hacer el voto correctamente.

En los últimos días ha corrido como la pólvora una nueva duda. Esta vez por el ticket de Correos y una frase sorprendente: “Votos emitidos”, pese a que los ciudadanos aseguran que no han ejercido su derecho.

EL TICKET DE CORREOS Y SUS VOTOS EMITIDOS HAN INFUNDIDO LOS BULOS DEL PUCHERAZO

Las acusaciones vertidas han tenido respuesta por parte de la cuenta oficial de atención al cliente. “Hola, como algunos usuarios ya han señalado, al realizarse el voto electoral se carga en la caja de la ventanilla para cobrarse (con importe 0€)”, indica Correos en su mensaje. “Al no imprimirse el ticket de compra, queda pendiente y se vincula el supuesto cobro al siguiente usuario”, concluye.

VOX LLEVA ANTE LA JUNTA ELECTORAL LOS TICKETS DE CORREOS

La explicación no ha dejado indiferente a nadie, pero sí deja clara la obsolescencia de la contabilidad en Correos. Aún así, no se trata de un fraude electoral, pero sí de una forma anticuada de contabilizar la caja. Aún así, Vox ha llevado ante la Junta Electoral estos recibos, que pueden ser considerados como facturas simplificadas.

Y es que, el mecanismo del voto por correo es muy complejo de manipular, ni que se pueda dar un “pucherazo”, como se llega a decir en redes desde cuentas aficionadas a las tesis conspiranoicas. De hecho, no se ha demostrado ni una sola de estas denuncias, como tampoco se ha dado una prueba real de alguna supuesta manipulación desde 2003.

VÍDEOS E IMÁGENES PARA DIFUNDIR LOS BULOS

Las mentiras vuelan en redes sociales, también llegan a través de Whatsapp. El formato preferido es la imagen, pero también hay montajes de vídeos y audios que alertan del voto por correo. El sistema electoral, si bien debe modernizarse a los tiempos, aún es sólido y fiable en España, más que en otras regiones del mundo.

Con la pandemia y las elecciones catalanas recién salidas del horno, junto con el temor al Covid, algunos electores aprovechan para infundir el miedo a un pucherazo entre los suyos. Otros en cambio, escogen esta opción para evitar precisamente el contagio. Cabe recordar que los electores que aparecen en el voto por correo también están inscritos en la mesa electoral, con una marca inconfundible para evitar el doble sufragio. Por otro lado, en España, la Guardia Civil jamás ha custodiado los votos, sino que han sido funcionarios de Correos quienes se han encargado de esta tarea.

Cabe recordar que el voto por correo se convirtió en un dura controversia en las últimas elecciones estadounidenses. En esos comicios, Donald Trump insinuó un fraude electoral, una teoría seguida por miles de electores. Los demócratas votaron en masa por correo para evitar el contagio, mientras que los republicanos consideraban el votar en la urna como el único medio.