domingo, 16 mayo 2021 15:28

Urkullu considera “muy cuestionable” un estado de alarma “a la carta” por autonomías

El lehendakari, Iñigo Urkullu (PNV), ha considerado que es “muy cuestionable” la aplicación de un estado de alarma “a la carta” para las comunidades autónomas, una posibilidad que sugirió este pasado miércoles la vicelehendakari segunda, Idoia Mendia (PSE-EE). Urkullu ha argumentado que la situación actual no es de una “epidemia localizada”, sino de una “pandemia global”, por lo que ha reiterado su apuesta por prorrogar el estado de alarma más allá del 9 de mayo en todo el Estado.

Urkullu, en declaraciones a los medios de comunicación a su llegada al Parlamento Vasco, se ha referido este martes a la posibilidad de que si se confirma la decisión del Gobierno central de no mantener el estado de alarma estatal después del 9 de mayo, pueda aplicarse, a partir de esa fecha, un estado de alarma limitado a determinadas zonas.

La vicelehendari segunda, Idoia Mendia, afirmó este pasado miércoles que el estado de alarma “puede estar señalado solo también para alguna comunidad autónoma”. En todo caso, reitero su apuesta por “seguir trabajando desde el diálogo” entre los diferentes gobiernos para buscar las “herramientas jurídicas” que permitan “seguir combatiendo con éxito la pandemia”.

Urkullu ha insistido este jueves en que es partidario de prorrogar más allá del 9 de mayo el estado de alarma que se aplica en todo el Estado o, “en todo caso”, de activar una vía “con garantías jurídicas” para que las autonomías dispongan de las “herramientas” necesarias para poder hacer frente a la crisis sanitaria de la covid-19.

El lehendakari ha destacado que se ha constatado que Euskadi “no es la única” comunidad autónoma que demanda mantener este instrumento jurídico con el fin de disponer de herramientas con las que activar medidas de respuesta a la pandemia.

Además, ha considerado que es “muy cuestionable” que pueda aplicarse un estado de alarma “a la carta” por territorios. “No estamos en situación de una epidemia localizada; estamos en una pandemia global”, ha recordado.

Por ese motivo, ha afirmado que es necesario reflexionar sobre cuáles son las herramientas que pueden aplicarse “en el conjunto del Estado”, dado que esta es la forma de actuar que se ha demostrado “eficaz”.

El lehendakari ha descartado solicitar la aplicación de un estado de alarma específico para Euskadi en el caso de que el Gobierno central ofrezca esta posibilidad. En este sentido, ha reiterado que lo que ha propuesto por escrito al presidente del Ejecutivo español es decretar una prórroga de este instrumento jurídico de ámbito estatal y establecer un “espacio de diálogo” para coordinar las garantías jurídicas que permitan aplicar medidas efectivas frente a la pandemia.

Urkullu ha subrayado que esta pandemia “global” afecta “de maneras diferentes y en periodos diferentes” a unas u otras comunidades autónomas, por lo que ha reclamado efectuar un reflexión en el “conjunto del Estado”.

SIN RESPUESTA DE SÁNCHEZ

Respecto a por cuánto tiempo debería prolongarse el actual estado de alarma, ha recordado que en la carta que remitió la semana pasada a Sánchez le planteó la posibilidad de que la prórroga fuera por un tiempo “tasado” en función de la situación epidemiológica. En todo caso, ha destacado que no tiene constancia de que desde la Presidencia del Gobierno “ni siquiera” se le haya trasladado un “acuse de recibo” de esa misiva.

El lehendakari, que ha indicado que aparentemente la pandemia apunta a una tendencia “descendente” en Euskadi, ha planteado la posibilidad de que una eventual prórroga del estado de alarma pudiera establecerse para un periodo de dos meses, es decir, para mayo y junio.

PERIODO “COMPLICADO”

Según ha explicado, a partir de ahora se inicia un periodo de dos meses “complicado” epidemiológicamente, debido a motivos meteorológicos, vacacionales o de periodos lectivos en la educación. De esa forma, ha planteado la posibilidad de prorrogar el estado de alarma por dos meses, hasta situar la tasa acumulada de contagios por debajo de los 200 casos por 100.000 habitantes, en una primera fase, y por debajo de 60, con posterioridad.

Por otra parte, ha explicado que no tiene constancia, de manera “fehaciente”, sobre la posibilidad de que se vayan a adoptar medidas para que el Tribunal Supremo supervise las decisiones de los tribunales superiores de justicia de las comunidades autónomas respecto a las medidas frente a la pandemia que adoptan los gobiernos de esos territorios.

Urkullu ha indicado que, por lo que ha podido comprobar en los medios de comunicación, lo que se plantea es que los gobiernos puedan plantear recursos de casación ante el Tribunal Supremo frente a las decisiones que adopten los tribunales superiores contra las medidas preventivas ante la pandemia.

“Ya hemos visto lo que ocurrió en la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco”, ha afirmado, en referencia a la anulación, por parte del TSJPV, del cierre de la hostelería decretado por el Gobierno Vasco para las localidades con alta incidencia de coronavirus.

Urkullu ha explicado que, al igual que todas as semanas, está a la espera del dictamen que pueda trasladarle la comisión de apoyo del Plan de Protección Civil de Euskadi, conformada por los técnicos que asesoran al Gobierno Vasco sobre las medidas a adoptar frente al coronavirus.

REUNIÓN DEL LABI

El lehendakari ha recordado que este grupo de expertos vuelve a reunirse este jueves. En todo caso, respecto a la posibilidad de convocar al Consejo Asesor del Labi, el órgano en el que se adopta la decisión definitiva sobre las medidas epidemiológicas, ha cuestionado la conveniencia de reunir a este foro en la actual situación.

“¿Reunir al consejo del Labi para qué? Si es para flexibilizar las medidas, no estamos en esa situación; y si es para endurecerlas, con las incógnitas e incertidumbres respecto al estado de alarma, pues tampoco”, ha manifestado. De todas formas, ha reiterado que las medidas que ya están en vigor son “suficientes” si se cumplen de forma “rigurosa”.

REUNIÓN CON ELKARREKIN

Por otra parte, se ha mostrado “abierto” a las aportaciones que pueda plantearle Elkarrekin Podemos-IU, en el marco de la reunión que mantendrán este jueves, en torno a la proposición de ley de medidas frente a la pandemia registrada por el PNV y el PSE-EE en el Parlamento Vasco.

Urkullu ha subrayado su disposición al diálogo con la oposición. Además, aunque ha recordado que la aprobación de la ley está garantizada gracias a la mayoría absoluta del PNV y el PSE, ha considerado que “sería bueno” que otros grupos respaldaran este texto.