domingo, 16 mayo 2021 12:18

El Tribunal Supremo: último reducto de la libertad

El Tribunal Supremo es el órgano jurídico que se encuentra en la cúspide del poder judicial español, extendiendo su jurisdicción a todo el territorio nacional y siendo un órgano superior en todos los órdenes jurisdiccionales: civil, penal, contencioso-administrativo, laboral y militar. Con sede en el Convento de las Salesas Reales de Madrid cualquier persona que haya agotado la totalidad de las vías judiciales podrá acudir en última instancia a este reducto de la libertad, con el denominado como recurso de casación penal, un recurso muy complejo y que requiere de gran especialización, ante la Sala Segunda del Supremo firmada por procurador de los Tribunales y por un abogado penalista, aconsejable que sea experto en este tipo de recursos.

Si accedemos a la última memoria publicada de la actividad del Tribunal Supremo, la cual recoge las diligencias referentes al año 2019, podemos observar que solo en la Sala de lo Penal, se han dictado 653 sentencias y 3825 resoluciones de inadmisión de recurso de casación, además de 1282 resoluciones finales en cuestiones de competencia, recursos de revisión, error judicial, aforados, recusaciones y quejas, demostrando que el Tribunal Supremo no es un órgano acomodado o anquilosado como puede parecer visto desde fuera del mundo jurídico.

Pero si bien es cierto que este órgano está a disposición de los ciudadanos, no es menos cierto que acudir tiene un coste elevado, por ello debemos poner nuestro recurso en manos del mejor abogado que podamos permitirnos para tener las máximas garantías de victoria. En este punto hablamos con el experto abogado penalista Juan Gonzalo Ospina, de Ospina Abogados, que entre sus logros puede presumir de haber obtenido resoluciones favorables en el Tribunal Supremo, donde recientemente logró evitar el ingreso en prisión de un hombre que estafó 50.000 euros a su pareja sentimental para invertir en bolsa y lo perdió todo. De la misma manera la defensa, ejercida por el abogado penalista fue capaz de convencer al Tribunal Supremo para dejar en libertad a un condenado a 19 años de prisión tras una denuncia falsa que Ospina demostró que se trataba de una vulneración a la presunción de inocencia del acusado.

Motivos para acudir al Tribunal Supremo en casación

– Infracción de Ley.

– Quebrantamiento de forma. 

– Infracción de precepto constitucional.

El abogado penalista Juan Gonzalo Ospina se ha convertido en una cara habitual de los medios de comunicación por sus diferentes colaboraciones como experto en asuntos penales de la mano del despacho Ospina Abogados, teniendo siempre un tono conciliador y de respeto hacia la ley y los Tribunales, por lo que se convierte en una gran opción si nos decidimos a acudir al Tribunal Supremo.