domingo, 16 mayo 2021 22:41

Cae una banda dedicada al robo de aceite usado para venderlo en Alicante

el corte ingles

Agentes de la Guardia Civil han detenido en la Vila Joiosa (Alicante) a 10 personas, de entre los 20 y 52 años, presuntamente relacionadas con la sustracción de aceite usado de contenedores municipales en las provincias de Alicante y Valencia y que eran adquiridos por una empresa en esta localidad de la Marina Baixa para venderlo a otras transformarlo en biocombustible.

Los presuntos autores realizaban los robos vestidos con ropa de trabajo a plena luz del día para luego vender el producto a otras empresas. En el operativo, además, se han intervenido dos vehículos y levantado numerosas sanciones administrativas relativas a la gestión de residuos, que pueden alcanzar los 100.000 euros, según ha informado el instituto armado en un comunicado.

A finales del pasado mes de febrero, la Guardia Civil tuvo conocimiento del aumento de robos y hurtos relacionados con la sustracción de aceite de uso doméstico ya usado de contenedores públicos para su transformación en biocombustibles.

Por ello, el Equipo ROCA de la Guardia Civil de Ibi inició la denominada ‘Operación Waste Oil’ con el apoyo de la Policía Local de Elche y de la Vila Joiosa. El dispositivo determinó que un grupo numeroso de personas, ataviadas con ropa de trabajo y chalecos reflectantes, recorrían numerosas localidades a lo largo de las provincias de Alicante y Valencia con el fin de poder sustraer aceite usado de los contenedores.

Asimismo, una vez cargado el vehículo, acudían para venderlo a un almacén situado en el casco urbano de la localidad de la Vila Joiosa, al precio de 50 euros por cada furgoneta llena de bidones.

Para llevar a cabo la operación, estas personas poseían también documentación falsificada para así poder justificar el acceso y transporte de estos residuos. Al mismo tiempo, los encargados del almacén lo guardaban y trataban para posteriormente venderlo a empresas dedicadas a su transformación en biodiesel, en una acción que les reportaba unos beneficios de más de 4.000 euros semanales.

Por todo ello, el 21 de abril se realizó una inspección en el almacén de La Vila Joiosa, que se hacía pasar por una empresa legal de reciclaje de aceite usado, ya que no contaban con ningún tipo de autorización legal, para ello poseían varios documentos falsificados.

En la intervención se produjo la detención de dos personas –padre e hijo– que, supuestamente, era los responsables del entramado. Ambos están acusados de un delito continuado de receptación, pertenencia a grupo criminal y un delito de falsedad documental. En el recinto, además, también se detectaron varias infracciones que han sido notificadas al Ayuntamiento de Alicante y podrían alcanzar los 100.000 euros.

Igualmente, se han detenido a otras ocho personas más como presuntos autores materiales de los robos y los hurtos del aceite, con edades comprendidas entre los 20 y los 52 años y a los que se les imputan siete robos con fuerza en las cosas, ocho hurtos, falsedad documental y pertenencia a grupo criminal. Los agentes se han incautado de las dos furgonetas usadas en los hechos delictivos. Tras pasar a disposición judicial, todos ellos quedaron en libertad con cargos.