viernes, 7 mayo 2021 01:05

Los Hijos de la Sagrada Familia apartan al cura presunto pedófilo de Barcelona

el corte ingles

La congregación de los Hijos de la Sagrada Familia, responsable del colegio Manyanet Sant Andreu de Barcelona, ha apartado preventivamente al cura vinculado al centro a quien el informático del colegio presuntamente descubrió material pedófilo en su ordenador, y tienen abierto un expediente informativo tanto al denunciante como al párroco.

Fuentes de la congregación han explicado que se ha aislado al religioso de sus actividades con menores desde que tuvieron conocimiento de los hechos, pero no aprecian “ningún indicio” de que haya cometido ningún delito ni infracción, por lo que cerraron el expediente el 28 de abril.

“No sabemos qué ha pasado con el señor párroco porque no sabemos cuál es el contenido que han intervenido los Mossos”, han concretado dichas fuentes.

En el documento, adelantado por TV3, la congregación afirma que no le consta que se haya abierto expediente de cualquier otro tipo contra el cura, ni que se le haya acusado de ningún delito ni haya sido detenido o puesto a disposición judicial, si bien los Mossos d’Esquadra informaron de su detención el 27 de marzo.

Por otro lado, el expediente relata que el informático se puso en contacto con la policía catalana por Twitter y les entregó el ordenador “sin que el sr. Párroco supiera nada”.

Por ello, la congregación afirma que el denunciante “ha atentado contra los derechos a la intimidad, privacidad y propia imagen” del cura de forma injusta e injustificada –según el texto– y dice que su actitud podría constituir un delito de revelación de secretos, adjuntando las penas de cárcel previstas para esa tipificación.

El expediente informativo termina pidiendo a la dirección del colegio que valore si la actitud del informático atenta contra las obligaciones de su contrato laboral y los principios éticos de la congregación, si pone en peligro derechos de la comunidad educativa, y si es necesario denunciarle a la Fiscalía o interponerle una querella.

El informático, en un documento de alegaciones, ha explicado que se limitó a “seguir las instrucciones” de los Mossos y que no ha hablado del tema con nadie más que con la policía por discreción, ha negado haber cometido ningún delito y ha dicho que ha actuado por obligación como ciudadano.

APOYO DE LOS COLEGIOS PROFESIONALES DE INFORMÁTICOS

El Colegio Oficial de Ingeniería Técnica en Informática de Catalunya (Coetic) y el Colegio Oficial de Ingeniería en Informática de Cataluña (Coeinf) apoyaron al denunciante en sendos comunicados.

Las entidades afirmaron que la actuación del informático constituye “un ejemplo para el colectivo” y avisaron de que las acciones sancionadoras contra dichas actitudes serían injustificadas, incorrectas y lesivas.