sábado, 8 mayo 2021 00:29

Aplausos en la séptima planta de Génova tras la dimisión de Iglesias

“Mi conciencia me dice que puedo haberme convertido en un chivo expiatorio. Ser útil para Unidas Podemos es mi mayor aspiración. Creo que no contribuyo a sumar. Cuando la situación es esa y los resultados son los que son y te han convertido en un chico expiatorio para mejorar la democracia de tu país. Dejo todos mis cargos“. 

Pablo Iglesias ha dejado la política y la reacción en la séptima planta de Génova no se ha hecho esperar: saltos, risas, aplausos y abrazos que han hecho retumbar los cimientos de la sede del PP, donde ya se celebraba la victoria electoral. Ha sido, para ellos, el colofón a una noche electoral como la que hacía mucho que no disfrutaban.

El PP está viviendo así una de las mejores jornadas electorales de los últimos años. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, ha arrasado en los comicios autonómicos del 4-M al lograr 65 diputados, a cuatro de la mayoría absoluta. Junto con los 12 de Vox está en disposición de gobernar con una amplia mayoría. 

Euforia en el PP

Pasadas las diez de la noche, la presidenta madrileña ha salido al balcón instalado en Génova,13 acompañada del líder de la formación Pablo Casado para celebrar su holgada victoria. “España es otra cosa, señor Sánchez. España empieza en Madrid. Cuando decimos que Madrid es España es porque aquí viene lo mejor de cada rincón a vivir en paz y en libertad”, ha señalado, a la vez que ha reivindicado que “el sanchismo” no ha entendido la “libertad” que hay en la Comunidad ni la forma de vida “a la madrileña”.

“Han sido los dos años más difíciles que habíamos siquiera imaginado y, sin embargo, jamás la sociedad madrileña y la sociedad española habíamos estado tan unidos. Y vamos a seguir así hacia adelante, con libertad, con concordia y gobernando para todo el mundo y demostrando que las instituciones están para eso”, ha insistido.