lunes, 17 mayo 2021 23:58

Pablo Casado aprovecha el tirón de Ayuso para lanzar un mensaje: “Se puede con Sánchez”

El presidente del PP sabe que esta victoria de Isabel Díaz Ayuso en la Comunidad de Madrid le ha dado alas de cara a las elecciones generales. Ha salido en el balcón a celebrarlo junto al alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, y la vencedora de la noche, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, con tan solo el 50% del voto escrutado. Ya llegan a 64 escaños y eso es más que duplicar los votos. Pero mientras Ayuso celebra su victoria, Casado tiene la vista puesta en el 2023. Ahí quiere tumbar al presidente del Gobierno y líder socialista, Pedro Sánchez, y hacerse con Moncloa lo antes posible. “Se puede con Sánchez”, ha dicho Casado en un contexto en el que el rival socialista era Ángel Gabilondo.

Que Casado vea esto como un balón de oxígeno es normal dado que es la primera buena noticia que puede dar desde que es presidente del Partido Popular. Ayuso le ha dado lo que necesitaba pero no puede caer en el error de pensar que en lo que vale en la Comunidad de Madrid vale en toda España. Al menos es lo que piensan y conocen las fuentes del PP. Aunque también es curioso que la presidenta de la Comunidad de Madrid haya mencionado más a Sánchez que a Gabilondo. Pero bueno, las intenciones del PP están claras.

Ambos han acabado sus declaraciones con un ¡Viva España! Y esta expresión recuerda que con los 64 diputados Ayuso puede exigir gobernar en solitario y pedir tan solo una abstención a Vox. Aunque todo está por ver, pues Rocío Monasterio no parece que lo vaya a dejar todo fácil. “Isa lo ha vuelto a hacer”, repetía Almeida. Habrá que ver si es verdad y lo consigue con el beneplácito de Vox.

Casado quiere aprovechar los buenos vientos y Ayuso también. Lo curioso es que todos han negado el gol de la honra a Gabilondo. Nadie ha mencionado al líder socialista que se ha pegado un batacazo de 12 diputados menos (tiene solo 25) de los totales obtenidos. El derrotado para los populares es el presidente del Gobierno, no el candidato socialista a la Comunidad de Madrid. Y con esto en la mano, Gabilondo casi seguro que está en la puerta de salida con Ayuso y Casado poniendo el ojo en el Palacio de la Moncloa. Esperemos que no choquen.