miércoles, 19 mayo 2021 01:02

Rastreo por tierra, mar y aire: así está siendo la búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife

Continúa la búsqueda de dos niñas desaparecidas en Tenerife. Hace ya una semana, Tomás Gimeno debía haber entregado a sus hijas a la madre, de la que está separado, pero nunca lo hizo. La mujer, al ver que sus hijas pequeñas no volvían al domicilio, denunció el caso a la Guardia Civil después de que el padre de sus hijas le llamará para avisar de que no volvería a ver a las menores ni a él. La Justicia ha dictado una orden internacional de búsqueda de las menores incoando diligencias previas por la presunta comisión de un delito de secuestro.

El presunto secuestrador de las niñas realizó una sospechosa transferencia de 55.000 euros un día antes de llevarse a las niñas al colegio. Esta transferencia podría reforzar la hipótesis de una fuga por vía marítima, previo transbordo desde su embarcación a otro barco que sería previsiblemente un velero. Según la investigación, Tomás podría así haber desactivado el GPS de su embarcación con el objetivo de no dejar pistas sobre el itinerario que realizó desde que salió por última vez del puerto deportivo hace ya una semana.

Las niñas y su progenitor continúan en paradero desconocido. El padre de las niñas tiene 37 años, mide 1,85 metros de estatura y tiene el pelo castaño y los ojos marrones. En cuanto a las menores en búsqueda son dos niñas que se llaman Anna y Olivia. Anna es una bebé de un año, rubia de ojos azules con el pelo ondulado que mide unos 70 centímetros. Y Olivia tiene seis años, mide 1,10 metros, tiene el pelo castaño y largo y los ojos marrones, y el día de su desaparición llevaba puesto un pantalón de chándal gris, suéter azul y tenis negros. Las características de ambas se pueden apreciar en el vídeo difundido por la familia.

La asociación ‘sosdesaparecidos’ pide a todas aquellas personas que puedan aportar cualquier información se dirijan al teléfono 116000 de la Fundación de Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo (ANAR), así como a los teléfonos 642 650 775 y 649 952 957 o vía e-mail a la siguiente dirección: [email protected] También se puede llamar al 062, 091 o 112.

UNA EMBARCACIÓN A LA DERIVA

La última vez que se vio a Tomás Antonio Gimeno, padre de las niñas desaparecidas, fue la madrugada del martes 27 de abril en el Puerto Deportivo Marina de Tenerife. Horas más tarde, se encontró la embarcación de Tomás vacía y a la deriva en el Puertito de Güímar. En el bote se han encontrado restos de sangre pertenecientes al padre de las menores en búsqueda que también se encuentra en paradero desconocido. Además de la barca, se ha encontrado una silla de retención infantil flotando en el mar.

Tomás partió esa misma madrugada desde el muelle de Santa Cruz, según mostraron unas imágenes captadas por las cámaras de seguridad del Puerto Deportivo Marina Tenerife. El padre de las menores en búsqueda llegó al puerto de la isla con su coche a las 21.30 horas, lo aparcó frente a su pantalán y en él descargó una serie de bolsos. El guardián que hacía el turno de noche y las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad no revelan que estaba acompañado de sus hijas. Sin embargo, el capitán del Puerto Deportivo, Enrique Alonso, confirmó que el padre de las niñas hizo tres viajes entre su coche y el barco trasladando bolsos, maletas y ropa. 

Tomás salió con su barco del Puerto Deportivo de Tenerife cuando se le pierde el rastro

Posteriormente, a las 21.50 horas salió del Puerto Deportivo, pero regresó a las 23.30 horas para comprar un cargador. Finalmente, según Alonso, a las 0.30 horas, Tomás salió con su barco del Puerto Deportivo de Tenerife, cuando se le pierde el rastro. Horas después, se encontró su embarcación a la deriva frente a las costas de Güímar.

GUARDIA CIVIL, 112, GEAS, UCO Y SALVAMENTO MARÍTIMO PARTICIPAN EN EL RASTREO

Las labores de rastreo se están realizando por tierra, mar y aire gracias a la patrullera de Guardia Civil así como agentes del grupo de actividades subacuáticas (GEAS) y varias embarcaciones de Salvamento Marítimo que cuentan con el apoyo de un helicóptero del 112. Asimismo, en el operativo de búsqueda interviene también la Unidad Orgánica de la Policía Judicial y agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) llegados de Madrid.

Los GEAS están realizando inmersiones subacuáticas para dar con el paradero de las menores y su padre que está siendo investigado por un presunto delito de secuestro premeditado días antes, según la investigación.

La Guardia Civil está llevando a cabo múltiples registros en la casa del padre de las niñas, mientras se peinan las zonas de la isla en las que pudieran encontrarse a las menores. Esta semana se ha comenzado la búsqueda por la costa oeste de Tenerife siguiendo el curso de las corrientes. No obstante, la búsqueda se va a extender en más zonas y la investigación se encuentra bajo secreto.