miércoles, 19 mayo 2021 02:45

Yolanda Díaz anima a votar hasta última hora para evitar que gobierne Vox

La vicepresidenta tercera del Gobierno, Yolanda Díaz, ha llamado a una movilización masiva este 4M para “cambiar Madrid” y “hacer historia” en unos comicios en los que, a su juicio, está en juego el “modelo de país” y la posibilidad de que “gobierne Vox”.

Sobre todo porque, a su juicio, el PP está “secuestrado” por la formación de Santiago Abascal al asumir su “agenda política” en lugar de “aplicar un cordón democrático” a la extrema derecha, como ocurre por ejemplo con la formación de Ángela Merkel en Alemania.

En declaraciones a los medios de comunicación tras depositar su voto en su colegio electoral, Díaz ha recordado a los trabajadores que tienen un permiso retribuido de cuatro horas para ejercer su derecho democrático y les ha invitado, junto a los jóvenes, pensionistas, a movilizarse en esta cita electoral.

“Más allá de los sondeos está en las manos de la gente del común cambiar Madrid. Y por tanto hoy recordamos que la historia la hacemos nosotros y nosotras”, ha enfatizado la también titular de Trabajo para hacer un llamamiento a los ciudadanos a “hacer lo que tienen que hacer” en estos comicios, que es “formar parte de las grandes decisiones del país”.

Y es que Díaz ha destacado que se trata de unas elecciones “muy importantes” y ha ahondado en que “la historia no la escriben los sondeos” sino la “gente” con su voto”, pues “en sus manos está cambiar Madrid”.

ESTÁ EN JUEGO EL MODELO DE PAÍS

Preguntada sobre las declaraciones de esta mañana de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, al decir que estaba en juego el modelo de Madrid y de España, Díaz ha señalado que “sin lugar a dudas” estas elecciones tienen repercusión nacional y también está en juego que gobierne Vox”.

Además, la vicepresidenta ha dicho que están viendo “lo que está pasando con el PP”, que está “secuestrado” por la agenda de Vox cuando en Alemania la Unión Demócrata Cristiana (CDU en sus siglas germanas) “no se plantea ni de lejos permitir el avance de la extrema derecha”.

En consecuencia, le gustaría que la derecha española “fuera democrática” y aplicará “no un cordón sanitaria, sino un cordón democrático a Vox”.