domingo, 13 junio 2021 20:09

Calviño ve la reforma laboral “urgente”

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital, Nadia Calviño, ha asegurado este miércoles que la reforma del mercado de trabajo es “urgente” y debe estar lista “de aquí a finales de este año” para que el proceso de creación de empleo previsto para el segundo semestre y, sobre todo a partir de 2022, cuente ya con esta nueva regulación y dé lugar a puestos de trabajo de mayor calidad.

En rueda de prensa para ofrecer algunos detalles del Plan de Recuperación remitido a Bruselas el pasado viernes, Calviño ha apuntado algunos de los cambios en el mercado laboral contemplados en dicho Plan, cuyo calendario y contenido ha sido establecido por el Ministerio de Trabajo y Economía Social.

Dichos cambios consisten en la simplificación de los contratos, la modernización de la negociación colectiva, una “adecuada” regulación de las subcontratas, la revisión de las bonificaciones a la contratación y la puesta en marcha de un mecanismo de estabilidad en el empleo a partir de la experiencia de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) en la pandemia.

Respecto a la modernización de la negociación colectiva, aunque Calviño ha afirmado que “no se puede prejuzgar” el resultado de la mesa de diálogo social sobre el mercado laboral, ha señalado que los cambios en esta materia comprenderían cómo articular los convenios y sus distintos niveles de negociación y el tratamiento de la ‘ultraactividad’, cuestiones “que ya se vienen trabajando” con los agentes sociales.

Precisamente estas materias forman parte de los cambios que vienen reclamando CCOO y UGT y que supondrían modificar la reforma laboral de 2012 con el objetivo de no limitar la ‘ultraactividad’ y de que el convenio de empresa no tenga preferencia sobre el convenio sectorial.

Estas cuatro o cinco reformas “de calado” mencionadas por Calviño se negociarán con sindicatos y empresarios y se desarrollarán en paralelo a otras medidas que ha ido adoptando el Ejecutivo o que tiene previsto adoptar próximamente, como la regulación del teletrabajo, la modernización del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) y la llamada ‘Ley de Riders’, de la que ha dicho que próximamente se llevará al Consejo de Ministros tras haberse pactado con los agentes sociales.

PARTE DE LA REFORMA DE PENSIONES, TAMBIÉN ESTE AÑO

En materia de pensiones, la vicepresidenta segunda ha explicado que, siguiendo las recomendaciones del Pacto de Toledo, los objetivos de la reforma contemplados en el Plan de Recuperación y que se quieren conseguir este año pasan por culminar la separación de fuentes de financiación de la Seguridad Social; aproximar la edad efectiva de jubilación a la edad legal; asegurar el mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones y diseñar un sistema de cotización de autónomos en función de sus ingresos reales para su entrada en vigor en 2022.

Asimismo, y ya como objetivos a lograr en 2022, la reforma del sistema incluye el acceso de las parejas de hecho a la pensión de viudedad; el impulso a los sistemas complementarios de pensiones; la reforma de la base y la pensión máxima, y la adaptación del periodo de cómputo de las pensiones “a las nuevas realidades del mercado laboral”, según ha apuntado Calviño.

En todo caso, la vicepresidenta segunda ha afirmado que las vicepresidentas y ministros explicarán más en detalle los componentes de su competencia en próximos encuentros con los medios de comunicación, y no ha querido concretar nada más al respecto.