lunes, 14 junio 2021 08:45

Desarticulan un grupo delictivo especializado en blanquear grandes cantidades de dinero

La Guardia Civil, en la denominada ‘Operación Gaona’, ha detenido a un total de 21 personas pertenecientes a una organización criminal especializada en el blanqueo de capitales que a su vez daba servicio a otros grupos delictivos que obtenían cuantiosos beneficios económicos mediante diversas actividades ilegales, principalmente el tráfico de drogas.

Con esta operación, el Grupo de Blanqueo de Capitales de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil ha desmantelado por completo un entramado societario formado por más de 50 empresas, quedando su logística mercantil bloqueada e iniciándose la recuperación del mayor número posible de activos y valores ilegalmente obtenidos.

Se han llevado a cabo un total de 24 registros en las provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Badajoz y Alicante, en los que se ha intervenido un total de 219.790 euros en efectivo, una plantación indoor de marihuana, más de 650 kilos de esa misma droga ya procesada y envasada para su distribución, 14 armas de distintas características, varios coches de alta gama, así como abundante documentación y material informático pendiente de ser analizado, ha informado la Guardia Civil.

La fase de ejecución de esa operación policial, ha tenido su epicentro en la comarca de La Sagra de Toledo, con actuaciones en los municipios de Ugena y Numancia de la Sagra, donde se ha detenido a ocho personas en seis registros practicados, apareciendo en uno de ellos una sofisticada plantación indoor de marihuana con más de trescientas plantas, así como más de 500 kilos ya envasados y procesados de la misma sustancia.

La investigación se inició hace tres años a raíz de la ‘Operación Torre Blanca’, también llevada a cabo por el Grupo de Blanqueo de Capitales de UCO en junio de 2018, en la que se desarticuló otra importante organización criminal dedicada al blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico, con fuertes vinculaciones entre España y Colombia y en la que se detectó el blanqueo de más de 8 millones de euros.

Ahora con la ‘Operación Gaona’ y continuando con la investigación anterior, los agentes han podido corroborar cómo algunas personas vinculadas con aquella organización han continuado ofreciendo sus servicios a diferentes grupos criminales para bancarizar e introducir en el sistema bancario legal, grandes cantidades de dinero de ilícita procedencia.

VÍAS DE BLANQUEO

Los agentes han detectado distintos métodos de blanqueo, destacando las simulaciones de operaciones comerciales con la República de China, la inversión en multitud de proyectos inmobiliarios en nuestro país y la adquisición de criptomoneda y metales preciosos.

En lo que a operaciones inmobiliarias se refiere, los investigados facilitaban el pago de diversos inmuebles mediante entregas de dinero ‘en B’ y también mediante transferencias bancarias desde empresas que habían sido dotadas de fondos de la misma manera.

También hay que destacar la realización de transferencias a la República Popular de China desde sociedades españolas, siempre simulando el abono de operaciones comerciales en realidad inexistentes, materializadas por ciudadanos de ese país afincados en España a cambio de comisiones previamente pactadas.

En cuanto a la adquisición de criptomoneda, esta era llevada a cabo utilizando fondos de empresas relacionadas con el sector de los hidrocarburos en un claro ejemplo de fraude a la Hacienda Pública, entregándose el contravalor en efectivo a personas de origen colombiano.

DESVÍO DE MARIHUANA

De la misma manera se ha podido determinar que varios de los investigados estaban distribuyendo notorias cantidades de marihuana ya procesada en cogollos a personas de origen chino, la cual era cultivada en plantaciones ilegales, pero también en plantaciones legales, de las que sólo se puede comerciar legalmente la fibra y los cáñamos, nunca los cogollos, como ha sucedido en los municipios de Azuaga y Granja de Torrehermosa en la provincia de Badajoz.

La operación ha sido desarrollada por el Grupo de Blanqueo de Capitles de UCO, junto a diferentes unidades de las Comandancias de la Guardia Civil de Toledo, Badajoz, Alicante y Ciudad Real, todo ello coordinado por el Juzgado de Instrucción número 1 de Illescas (Toledo).