jueves, 24 junio 2021 19:52

Pere Navarro apoya los peajes de Sánchez por toda España: “La abuelita no tiene que pagar”

Pere Navarro se suma al carro de hundir a los socialistas. El director General de Tráfico se ha mostrado partidario de implementar el sistema de pago por uso en la red de carreteras del Estado. Si, el PSOE, con el beneplácito de la DGT, quiere implantar peajes por toda España para que los conductores paguen los costes de mantenimiento de la red de carreteras estatales. Todos los ciudadanos que tengan “el lujo” de poseer un coche propio tendrán que pagar por dónde circulen, aunque acudan a su puesto de trabajo a cobrar un salario que no le dé ni para pagar los peajes que Sánchez pretende implantar.

Tras el fin de las concesiones, el coste de las carreteras estatales lo está asumiendo “el presupuesto del Estado”. Sin embargo, los planes de Sánchez es que el coste de mantenimiento corra a cargo de los conductores que hacen uso de las mismas. Pere Navarro, director de la DGT, se ha mostrado a favor de que pague quién haga uso de la red: “Haríamos bien en ponernos de acuerdo todos para resolver este tema de Estado. No podemos cargar a los presupuestos del Estado la conservación y mantenimiento de autopistas y autovías y hacer que la pobre abuelita que cobra una pensión, que no tiene ni coche, esté pagando la conservación y el mantenimiento de las carteras de alta velocidad”, ha subrayado Navarro.

Pere Navarro (DGT)

Sobre si esta medida trasladará el tráfico hará que los vehículos prefiera circular por las carreteras convencionales, donde hay una mayor siniestralidad, Pere Navarro ha contestado que no y ha argumentado que “el viaje largo se hace por autopista o autovía”. “Nadie se va a meter a hacer un viaje largo por la carretera convencional”, ha zanjado. Dentro de ese nadie igual están los pobres que no pueden hacer frente a los gastos de peaje que desea imponer Sánchez con el beneplácito de la dirección de la DGT.

EN 2024 EMPEZARÁ EL PAGO POR USO EN LAS CARRETERAS ESPAÑOLAS

Según consta en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido por el Gobierno de Pedro Sánchez a Bruselas, el Gobierno de España prevé implantar “un mecanismo de pago” por el uso de la red estatal de carreteras a partir del año 2024.

Este peaje llegará a todas las carreteras de gran capacidad del país, autopistas y autovías tanto nacionales como regionales que actualmente son gratuitas para los conductores. El plan del Ejecutivo nacional pretende ensayar el peaje en los 12.000 kilómetros de autovías y autopistas estatales, para luego escalar ese modelo de pago a los 14.000 kilómetros de carreteras nacionales de un solo carril que conforman la red estatal.

otro gasto a los ciudadanos disfrazado por Sánchez como ecologista

Esta decisión del Ejecutivo liderado por Pedro Sánchez alude a dos principios en los que se basará a partir de ese momento la utilización de las carreteras. “Quien contamina paga”, otro gasto a los ciudadanos disfrazado por Sánchez como ecologista tal y como ocurre con el impuesto al diesel. Y “quien lo usa paga”, sin embargo, los impuestos de los ciudadanos a veces van a parar a servicios que no siempre usa. Es decir, ¿por qué tiene que pagar la sanidad pública una persona que ya paga la sanidad privada? ¿por qué un contribuyente sin hijos tiene que pagar la educación pública?

TODA EUROPA PAGA PEAJES PERO NO TODOS LOS EUROPEOS TIENEN EL MISMO PODER ADQUISITIVO

“En todos los países europeos se paga en la conservación y el mantenimiento de las carreteras de alta capacidad, en todos”, ha recalcado Pere Navarro en su intervención. Lo que no se la ha olvidado mencionar a Navarro es que en todos los países europeos no existen los mismos sueldos.

Según datos oficiales, el salario medio anual de un español asciende a 26.923 euros, una cifra que aparece doblada, e incluso triplicada, en países como Alemania, Reino Unido, Suecia, Dinamarca o Suiza. De este modo, el poder adquisitivo de un español no es el mismo que el de un europeo, sin embargo, ambos tendrán que hacer frente al pago por usar las carreteras estatales.

Si el sueldo de un español ya iba destinado en gran parte al alquiler ahora también irá destinado al coche. Tener un vehículo propio se ha convertido en un lujo para los mileuristas. A partir de 2024, los coches tendrán que hacer frente al pago de los peajes, un coste añadido a la compra del coche, impuestos, los costes de mantenimiento, las multas, el combustible y el parquímetro. El coche es el capricho más caro, es un refrán que ahora más que nunca cobra sentido gracias a Sánchez y a Navarro.