lunes, 21 junio 2021 02:37

Urkullu pide a la ciudadanía que se vuelva a casa a las 23:00 horas

El nuevo decreto que entrará en vigor este domingo, tras el fin del estado de alarma, permitirá a la hostelería vasca abrir hasta las 22.00 horas y el lehendakari, Iñigo Urkullu, ha pedido a la ciudadanía vasca que “mantenga voluntaria y conscientemente” una limitación de la movilidad nocturna entre las once de la noche y las seis de la mañana, así como que no se reúna en grupos de más de cuatro personas.

El Consejo Asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) ha acordado este viernes, en una reunión celebrada en Vitoria, la entrada en vigor de nuevas medidas ante el final del estado de alarma y después de que el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) haya rechazado que se puedan aplicar restricciones como el toque de queda nocturno, los confinamientos perimetrales autonómico o municipales, y el límite generalizado de agrupaciones de cuatro personas.

El nuevo decreto entrará en vigor este domingo y tendrá una vigencia de 20 días, ya que a finales de mes el LABI se volverá a reunir para revisar las medidas aprobadas que establecen un marco regulador sobre el horario de la actividad cultural, social, hostelera o comercial hasta las 22.00 horas e incluye medidas orientadas al periodo estival.

En su comparecencia ante los medios de comunicación en la sede de Lehendakaritza, en Vitoria, Urkullu ha afirmado que “resulta muy difícil de entender y de explicar a la sociedad que las mismas medidas den lugar a resoluciones judiciales diametralmente opuestas en diferentes comunidades autónomas”.

En este sentido, ha aclarado que el decreto no contempla la limitación de la movilidad nocturna, la restricción específica a las agrupaciones de personas, el cierre perimetral de la comunidad autónoma vasca o el cierre perimetral de municipios con tasa de incidencia superiores a 400 casos por 100.000 habitantes. “Al decaer el cierre perimetral, pierden su sentido en estas localidades la restricciones que afectaban a la hostelería, salones de juego y recintos deportivos interiores”, ha explicado.

NUEVO MARCO LEGAL

Asimismo, ha señalado que el decreto que entrará en vigor este domingo, 9 de mayo, establece un nuevo marco regulador “en el ámbito de las competencias” de Euskadi. Se reordena el horario de cese de la actividad cultural, social, hostelera o comercial, que se fija hasta las 22.00 horas.

No obstante, ha precisado que esta ampliación de horarios no supone una “flexibilización” ni una “relajación” de las medidas preventivas, sino de una “adecuación” de las mismas al contexto derivado del final del estado de alarma a partir del 9 de mayo.

Urkullu ha explicado que este “ajuste” está aconsejado por el “cambio de hora vigente desde finales de marzo, el alargamiento del tiempo de luz solar en la jornada diaria, la previsible mejoría de la climatología asociada a la estacionalidad, así como la presumible interacción social derivada de todo ello”.

Además, ha argumentado que esta ampliación del horario de la actividad de la hostelería, el comercio y el sector cultural responde al objetivo de “regular la tentación” de una mayor interacción social que se va a producir con el decaimiento del estado de alarma, para evitar posibles acumulaciones de personas en los interiores de locales cerrados y de domicilios tras el final de la limitación de las agrupaciones de individuos a cuatro personas.

La hostelería tendrá un aforo en interiores del 50% y estará prohibido el consumo en barra o de pie. En cada mesa habrá un máximo de cuatro personas y la mascarilla seguirá siendo obligatoria, salvo en el momento de la ingesta. Se mantiene la orden de cierre de txokos, sociedades, gastronómicas, lonjas y similares, así como los establecimientos y locales de ocio nocturno.

En lo que respecta a los lugares de culto, deberán respetar un aforo máximo del 35%, mientras en velatorios y entierros, al aire libre, se podrán reunir un máximo de 30 personas, que en espacios cerrados se limitará a seis personas máximo.

Por otra parte, la actividad músico-vocal necesitará un protocolo que cumpla las directrices de la Dirección de Salud Pública, mientras las instalaciones deportivas tendrán un aforo del 50%, con los vestuarios abiertos al 35%, y se mantiene la prohibición de público en los eventos deportivos.

La práctica deportiva al aire libre o en interior reunirá un máximo de seis personas. El deporte escolar en entrenamiento no podrá usar los vestuarios, será obligatorio el uso de mascarilla, salvo en competición y en momentos excepcionales de actividad física intensa en exteriores.

Por otro lado, ha señalado que la Comisión científico-técnica del LABI considera que la limitación de movilidad nocturna o la restricción de agrupaciones de personas “desempeñan una función fundamental como barreras eficaces para reducir los contextos de transmisión del virus”.

Asimismo, ha subrayado que esta Comisión cree que las próximas tres semanas son “cruciales para hacer converger dos objetivos: reducir al mínimo la tasa de incidencia acumulada e incrementar al máximo la vacunación” para “reducir el riesgo de infección y la morbimortalidad y, con ello, “alejar la situación de alta tensión asistencial y consolidarla en parámetros de baja intensidad”.

LLAMAMIENTO A LA CIUDADANÍA

En este sentido, ha apelado a la “responsabilidad individual y colectiva de la población en pro de un bien común, como es la salud y la vida” y ha propuesto a la ciudadanía vasca “compartir un doble compromiso: mantener voluntaria y conscientemente una limitación de movilidad nocturna entre las 23.00 y las 6.00 horas, y mantener voluntaria y conscientemente la restricción de agrupaciones a un máximo de cuatro personas”.

El lehendakari ha manifestado que, tras “tocar techo” la tasa de incidencia acumulada el pasado 26 de abril, con 546 casos por 100.000 habitantes, la evolución de la pandemia ha entrado en una fase descendente y “la próxima semana se podría situar por debajo de 400 casos”.

Sin embargo, ha apuntado que la presión asistencial “sigue siendo alta” y Osakidetza se encuentra en el escenario de contingencia tres de cinco. “No debemos relajarnos”, ha insistido.

Por otro lado, ha añadido que la vacunación avanza “a buen ritmo”, cumpliendo los objetivos planteados, ya que se está cerca del millón de dosis administradas con casi un 15% de la población vasca que ha recibido toda la pauta de la vacuna y un 35% ha recibido, al menos, una dosis.

Asimismo, ha señalado que mantiene la previsión de vacunación para lograr el objetivo de que todas las personas mayores de 50 años hayan recibido, al menos, una dosis antes del verano.

El lehendakari ha asegurado que es “absolutamente constatable” que el ritmo de vacunación “va bien” en Euskadi, donde se ha administrado ya la vacuna con pauta completa al 14,5% de la población, frente al 13,4% en España, y se ha inoculado al menos con una dosis al 35,8% de la población, mientras que en el Estado el porcentaje es del 31,6%.

Iñigo Urkullu también ha reconocido y agradecido el esfuerzo realizado por la sociedad vasca en los últimos 14 meses. “Nos encontramos en el tramo final y, precisamente por ello, tenemos que hacer un último esfuerzo”, ha dicho.

Tras insistir en que las próximas tres semanas van a ser “clave”, ha pedido “cumplir con rigor” todas las medidas que protegen, como son la mascarilla, limpieza de manos, ventilación, distancia interpersonal y burbuja social. “Apelo a la responsabilidad individual y al compromiso colectivo en pro del bien común, la salud y la vida”, ha concluido.