lunes, 14 junio 2021 09:05

El operativo trata de evitar que el fuego afecte a los depósitos de amoníaco de Boiro

Los efectivos que integran el operativo de extinción puesto en marcha a raíz del incendio declarado en las instalaciones que la conservera Jealsa tiene en Boiro (A Coruña) tratan de evitar que el fuego afecte a los depósitos de amoníaco y a la zona de producción de la factoría.

De ello ha informado el vicepresidente primero de la Xunta, Alfonso Rueda, quien este sábado se ha desplazado a la zona para seguir la evolución del suceso. Allí ha comparecido ante los medios junto al director general de Jealsa, Cristóbal Valdés, para dar cuenta de la situación. También ha acudido al punto el regidor del municipio, José Ramón Romero.

Según ha explicado Rueda, “unos 16 o 18 vehículos” y “más de 50 efectivos” participan en las labores de extinción de las llamas, un suceso del que el CIAE 112 Galicia recibió un primer aviso “sobre las 15.00 horas”.

El vicepresidente primero ha detallado que, en estos momentos, se está actuando por “tierra, mar y aire”. Así, por tierra efectivos extienden escaleras para llegar a las naves que están ardiendo, mientras que los helicópteros enfrían las cubiertas de las zonas en las que se registran llamas.

“Se intenta salvar una parte importante de la fábrica”, ha manifestado Rueda, que ha precisado que “se está atacando el fuego desde afuera e intentando que no se propague” a las partes “sensibles”.

Y es que, conforme ha señalado, hay “dos zonas sensibles” que son el área de “producción”, así como la zona en la que se ubican unos depósitos de amoníaco ante el “problema añadido” desde el punto de vista medioambiental que podría suponer que estos ardieran.

EL INCENDIO AFECTA A LA PARTE TRASERA

Precisamente, en el punto, el director general de Jealsa, Cristóbal Valdés ha explicado que hasta el momento ha ardido la “parte trasera” de las instalaciones, la zona de “expedición de pescado” mientras que la propia planta “no está afectada”.

Asimismo, ha incidido en que, en estos momentos, se trabaja para proteger las zonas más sensibles y atajar las llamas “cuanto antes”, con la prioridad de la protección de los trabajadores y del entorno.

Dicho esto, ha abogado por esperar a ver cómo avanza la situación para hacer una valoración de los daños causados. Con todo, ha subrayado que con la capacidad de almacenaje “serán capaces de atender a los clientes sin problema”.

VECINOS EVACUADOS

Por su parte, según ha informado el alcalde de Boiro, José Ramón Romero, la presencia de humo ha motivado que se decidiese evacuar a varios vecinos de las viviendas más próximas a la zona, en el lugar de Agüeiro.

Además, el regidor ha señalado que ya se empieza a observar una “mejoría” en la situación toda vez que el viento es “favorable” a la extinción de las llamas, si bien se espera que esta situación meteorológica pueda experimentar cambios en las próximas horas.

Por último, ha apuntado que se prevé que efectivos del operativo de emergencias continúen toda la noche en el lugar para enfriar la zona.

PLAN TERRITORIAL DE EMERENCIAS

Tras la declaración del incendio, la Xunta decidió activar el nivel 1 del Plan Territorial de Emerxencias de Galicia, Platerga, para garantizar la coordinación entre los organismos movilizados.

Precisamente, el CIAE 112 Galicia solicitó la intervención de los bomberos de Borio, Ribeira y Ribadumia, así como del GES de Noia y de los efectivos de Protección Civil de Boiro.

Además, han sido movilizados equipos de Salvamento Marítimo y de los Garda Costas de Galicia, así como la Policía Local y la Guarida Civil. La intensa humareda provocada por la llamas declaradas sobre las 14,30 horas de este sábado puede verse desde puntos de toda la ría de Arousa.