viernes, 18 junio 2021 02:51

El Congreso rechaza tramitar la ley de sanidad universal del Parlamento asturiano

El pleno del Congreso ha rechazado, por 259 votos, 38 abstenciones y 42 a favor, la toma en consideración de una Proposición de Ley de Universalización del Derecho a la Asistencia Sanitaria Pública del Parlamento Asturiano.

PSOE, PP y Vox han votado en contra de la iniciativa, aunque la socialista María Luisa Carcedo ha agradecido “de corazón” la iniciativa que pretendía revertir el Real Decreto 16/2012 aprobado por el Gobierno de Mariano Rajoy, ya modificado por el Ejecutivo socialista. “El Sistema Nacional de Salud fue atacado. No solamente dejó excluidas a una parte de la ciudadanía que residía en nuestro país, sino que también atacó de forma frontal el derecho a la salud y asistencia sanitaria”, ha criticado.

La iniciativa, presentada por la Junta General del Principado de Asturias, apostaba por reconocer expresamente la gratuidad de la asistencia sanitaria pública, con independencia de su cobertura o no por la Seguridad Social.

Como únicas excepciones para la gratuidad automática, contemplaba tanto a las personas que de manera voluntaria optan por cubrir esta prestación mediante mutualidades, como a los funcionarios públicos que obligatoriamente tengan que integrarse en el régimen mutual correspondiente hasta que este modifique o integre en el Sistema Nacional de Salud”.

“La propuesta pretende consagrar para el futuro la universalización del derecho a la salud y de las prestaciones sanitarias, que no existe como derecho legalmente establecido”, ha defendido Ovidio Zapico, de la Junta General del Principado de Asturias, quien ha pedido la universalización de la atención sanitaria de toda la población que resida en el país, “la española y la no española”.

Durante el debate de la toma en consideración de la Proposición de Ley, la diputada del Grupo Popular Elvira Velasco ha destacado que para su formación esta iniciativa “es extemporánea” por haber sido impulsada por Izquierda Unida a finales de marzo de 2017.

Asimismo, ha añadido que esta Proposición de Ley “no es nueva en esta Cámara porque ya fue presentada por PSOE e IU en el año 2015” y ha asegurado que en estos momentos las comunidades autónomas “necesitan medidas legislativas alternativas al estado de alarma”.

“El virus aún está entre nosotros y el Gobierno de Sánchez ha dejado solos a los gobiernos autonómicos. El Sistema Nacional de Salud se ha visto sometido a un gran estrés. El Gobierno ha generado inseguridad para el acceso a la atención sanitaria pública”, ha señalado la popular.

Por su parte, el diputado del Grupo Vox José María Figaredo ha asegurado que esta norma “no pretende resolver ningún problema real”, ya que, a su juicio, “a día de hoy la sanidad en España ya es universal”.

“Hoy hemos asistido al teatro de lo absurdo, porque esta proposición no la traen los asturianos, es el PSOE apoyado por Podemos y por IU”, ha sentenciado Figaredo, destacando que esta iniciativa “es una táctica para lanzar una cortina de humo” para distraer “de los problemas reales”.

En su opinión, “el cuchillo que esconde esta norma es un ataque directo a todos los funcionarios de España”. Así, ha afirmado que la sanidad con esta norma “va a ser accesible para todos salvo si eres funcionario, que entonces no va a ser tan accesible”. “Son ustedes unos falsarios y unos mentirosos”, ha sentenciado.

El diputado de Foro de Asturias, Isidro Martínez Oblanca, ha anunciado que su voto “será contrario” a la toma en consideración de esta ley porque “pretende ampliar el gasto sanitario incorporando más usuarios a un periodo crítico para la economía y para el empleo”.

“En 2017 se calculó que incorporar en el sistema sanitario público a más de 500.000 ciudadanos extranjeros y a otras 300.000 personas pendientes de regularizar tendría un coste anual de 1.250 millones de euros”, ha afirmado Martínez Oblanca.

EL SISTEMA DE SALUD, “ATACADO” POR EL DECRETO APROBADO POR RAJOY

Aunque ha reconocido que esta propuesta legislativa que venía a “revertir el daño causado a la ciudadanía por parte de las políticas del PP” se ha quedado “inevitablemente desfasada”, la diputada del Grupo Unidas Podemos-EC-GC Sofía Fernández ha indicado que su grupo “nunca” va a decir que no cuando se habla de la defensa de la sanidad universal.

“Hay algunas cuestiones que valoramos positivamente, no nos cansaremos de decir que nuestra atención primaria tiene que blindarse en todos los territorios. Hay otras que actualmente pierden el sentido, pero no es justificación para votar en contra de esta propuesta”, ha concretado Fernández.

La postura del Grupo Republicano, según ha asegurado el diputado Francesc Eritja durante su intervención, es la de admitir a trámite esta iniciativa. Las diputadas del Grupo Parlamentario Plural Inés Sabanés y Concepción Cañadell Salvia (PdeCat) también han anunciado que votaríam a favor de la proposición.

Para el diputado del Grupo Parlamentario Ciudadanos Guillermo Díaz Gómez, votar favorablemente a la tramitación de esta Proposición de Ley “es una oportunidad para dotar de mayor coherencia al conjunto normativo”. “Votaremos a favor porque creemos que la universalización de la Sanidad es el mejor de los sistemas. La salud de un individuo es la salud de todos y la xenofobia es el mejor aliado de las pandemias”, ha dicho.

Por último, la diputada del Grupo Parlamentario Vasco EAJ-PNV Josune Gorospe ha subrayado que, aunque su grupo comparte “el espíritu y el fondo material” que tiene la iniciativa, se abstendrá por considerarla “extemporánea” y que “puede llegar a generar confusión”.