lunes, 14 junio 2021 23:56

Delegación y Ayuntamiento de Madrid se reunirán para evitar reuniones multitudinarias en la Pradera de San Isidro

La Delegación del Gobierno en Madrid y el Ayuntamiento de Madrid se reunirán mañana miércoles para poner en marcha un plan especial de seguridad que evite reuniones y botellones multitudinarios en torno a la Pradera de San Isidro este fin de semana, cuando tradicionalmente se celebra el patrón de la ciudad.

En una entrevista en ‘Onda Madrid’, la delegada del Gobierno, Mercedes González, quiere evitar a toda costa escenas como las vividas en la Puerta del Sol, en el barrio de Malasaña y otros puntos de la capital este sábado a medianoche, cuando decayó el estado de alarma. Unos centenares de personas “de cuya responsabilidad depende la salud” de los madrileños, ha apuntado.

La delegada considera que “hubo determinados mensajes que iban sembrando una falsa libertad”. “Esperábamos una explosión de felicidad, pero de ahí a un festejo de fin de año con cuenta atrás media un abismo. Eso es lo que vimos, concentraciones multitudinarias contadas por los medios. La gente gritando libertad. Ojalá estuviéramos libres del virus”, ha apostillado.

Mercedes González ha insistido que “esa falsa libertad que genera libertinaje” y que se ha ido “sembrando un discurso poco a poco de libertad que genera libertinaje”. Y que si se repitió esos mensajes por parte de la gente que se echó a la calle el sábado por la noche fue porque las elecciones madrileñas fueron “de ámbito nacional y con un debate de comunismo o libertad”.

“Ahora que estamos a final del túnel, con unos datos de vacunación muy buenos, con 1,7 personas con la primera dosis, es un momento de esperanza, recuperación. Y por eso no podemos agruparnos de esa manera en algunas zonas al grito de libertad intentando tirarlo todo por la borda. Hacemos un llamamiento a la responsabilidad, a la prudencia y ser conscientes de que estábamos tocándolo por los dedos. Como dijo ayer Fernando Simón, si no cumplimos podemos meternos en una cuarta ola”, ha manifestado.

La representante del Gobierno central en Madrid cree que el problema no es el botellón porque este fenómeno está prohibido en la región desde 2002, pero “lo que se producía determinados encuentros no es eso”. “Ningún medio contó este fin de año en la Puerta del Sol lo que contó este fin de semana y espero que no tengan que contar este fin de semana determinadas escenas en torno a la Pradera”, ha indicado.

A VUELTAS CON EL TOQUE DE QUEDA

González ha apuntado que ayer en la reunión del Platercam el consejero de Presidencia, Justicia e Interior en funciones, Enrique López, reconoció que la Comunidad de Madrid “había valorado seriamente y explorado la posibilidad” de aplicar en la región el toque de queda, una medida cuya validez jurídica es discutible y de la que tendrá que pronunciarse próximamente el Tribunal Supremo.

Reconozco su valentía pero esa es una posibilidad. El Gobierno regional solicitó al final no aplicarlo (el toque de queda) porque creyeron que la prudencia y responsabilidad de los ciudadanos iban a ayudar. Creo que deberían repensarlo tras las imágenes de fin de semana. Pero ellos consideran que es un elemento estéril. Intentaremos que haciendo un llamamiento a la responsabilidad, prudencia y contención, que los madrileños seamos diligentes este fin de semana coincidiendo con el patrón”, ha añadido la delegada.

No obstante, González no cree que sea un error por parte del Gobierno de la Nación no haber continuado un mes más el estado de alarma ya que “la situación actual en el país no obliga” a ella. Así, ha recordado que las comunidades autónomas tienen que llevar y pilotar la crisis, pero la situación de Madrid “desgraciadamente no es la de otras”.

“No tenemos que castigar a Asturias o Galicia porque otras comunidades se encuentren en otra situación. En España no llegan a 200 (en incidencia de coronavirus) y nosotros superamos los 300 y tenemos las UCIS en estado crítica. Los instrumentos de las regiones son suficientes para afrontar esta situación. Madrid debería de haber solicitado un toque de queda, no pedir al Gobierno el estado de alarma. La Comunidad, que es la competente, ha dicho que no, pero hay que intentar que no vuelva a ocurrir lo que ocurrió”, ha proseguido.