domingo, 20 junio 2021 23:04

El Polisario recuerda a Casado que se ha visto con un partido marroquí que reclama Ceuta y Melilla

El Frente Polisario ha recordado este martes al presidente del Partido Popular, Pablo Casado, que las fuerzas políticas marroquíes “que le tienden la mano en su campaña de desprestigio contra el pueblo saharaui” son las mismas que señalan a España “como enemigo” de la integridad del Reino de Marruecos, el cual “quedará incompleto” sin las “tierras ocupadas” de Ceuta y Melilla.

Las palabras del Frente Polisario en España forman parte de un comunicado lanzado tras el encuentro que Casado ha mantenido este martes con dirigentes de los partidos marroquíes Al Istiqlal y Reagrupamiento Nacional Independiente (RNI), a quienes les ha asegurado que pedirá explicaciones al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, por la “entrada irregular” en España del líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, hospitalizado por coronavirus en España.

“Resulta sorprendente que las formaciones políticas marroquíes que tienden la mano al Partido Popular en su campaña de desprestigio contra el pueblo saharaui y su presidente, sean las mismas que en sus movilizaciones internas señalan a España como enemigo de la denominada ‘integridad territorial del Reino de Marruecos'”, le apunta el representante del Frente Polisario en España, Abdulah Arabi, a Casado.

Arabi ha recordado también a Casado que el partido político Al Istiqlal, liderado por Nizar Baraka, con quien ha mantenido este martes un encuentro virtual, “sigue defendiendo en sus resoluciones que la integridad territorial del Reino quedará incompleta sin recuperar todas las tierras marroquíes ocupadas, incluidas Ceuta y Melilla”.

“El mismo Nizar Baraka señalaba el pasado 11 de enero de 2021 que ‘la lucha por la libertad e independencia solo completará sus objetivos con la recuperación de todas las tierras marroquíes aún bajo colonización'”, ha señalado.

El Frente Polisario ha subrayado que no solo “no se opone a una política de buena vecindad y entendimiento entre España y Marruecos”, sino que incide en que este debería ser el marco para exigir que se cumpla la legalidad internacional, elDerecho Internacional Humanitario y sobre todo, “para perseguir el fin de la ocupación militar ilegal de un territorio vinculado al Estado Español por cuestiones geográficas, políticas, jurídicas e histórico-culturales”.

“Sin ánimo de valorar la política internacional del Partido Popular ni sus alianzas al respecto”, Arabi ha defendido que apostar por un Estado Saharaui “libre e independiente” es garantía “de estabilidad y cooperación en el norte de África”, una región, ha dicho, “castigada por las políticas irresponsables de un país con delirios expansionistas”, entre los que se incluyen territorios españoles.

“El Frente Polisario invita al Partido Popular a aunar esfuerzos en pro de una solución digna para acabar con el largo e inhumano sufrimiento del pueblo saharaui y así responder a las reivindicaciones de una sociedad española ampliamente comprometida con la justa causa del pueblo saharaui”, cierra el comunicado.

Ghali se encuentra ingresado desde hace dos semanas en un hospital de Logroño para recibir tratamiento contra la COVID-19. El Gobierno español justificó la decisión de su acogida por razones estrictamente humanitarias.

La llegada del líder del Polisario a España suscitó malestar desde el primer momento en Rabat. El sábado, Marruecos acusó a España de omitir de manera premeditada su acogida, en lo que ha descrito como una decisión contraria a la relación de “buena vecindad” entre ambos países.