lunes, 21 junio 2021 01:07

Casado moviliza a todo el PP tras el 4M aunque cree que Sánchez agotará legislatura

El líder del PP, Pablo Casado, ha dado instrucciones a todos sus cargos para que se echen a la calle con el objetivo de rentabilizar en toda España el “efecto Ayuso” tras el éxito en las elecciones madrileñas del 4 de mayo, pese a que el partido trabaja con la idea de que Pedro Sánchez intentará agotar la legislatura “aplicando su manual de resistencia”, según han indicado fuentes de la dirección nacional de la formación.

Ése fue uno de los principales mensajes que trasladó Casado este martes a su equipo durante la reunión a puerta cerrada del comité de dirección del PP, que se celebró justo una semana después de los comicios en los que la candidatura de Isabel Díaz Ayuso pasó de 30 a 65 escaños –se quedó a cuatro de la mayoría absoluta– y sumó más diputados que los tres partidos de izquierda juntos.

En los últimos días, la dirección del PP ha percibido en la calle que “la euforia” provocada por esa victoria el 4M se ha extendido a más lugares de España y quiere capitalizar ese éxito, para que cuaje la idea de que el Partido Popular es la “alternativa real” a Pedro Sánchez y que ha comenzado el “fin del sanchismo”, según las fuentes consultadas.

CASADO TAMBIÉN TENDRÁ UNA INTENSA AGENDA

El pasado fin de semana, los vicesecretarios y portavoces parlamentarios abrieron una ruta por diferentes provincias de España para hacer hincapié en esa idea de “cambio de ciclo”. A esta campaña pisando territorio se sumará también Pablo Casado, que ya tiene ese viernes un viaje a Zaragoza y el sábado acudirá en Madrid a la entrega de medallas de honor con motivo de el Día de San Isidro.

Pese a este gran despliegue de actividad, como si el partido estuviera en modo precampaña, en las filas del PP trabajan con la idea de que Pedro Sánchez no adelantará las generales, sobre todo tras la subida electoral que achacan al PP las últimas encuestas publicadas. “Aplicará su manual de resistencia”, destacan desde la cúpula del PP.

Sin embargo, en el PP están convencidos de que las elecciones madrileñas “han sido un punto de inflexión” y a Sánchez “se la ha caído la careta”, porque la gente “ve sus mentiras”, según dijo el propio Casado a los suyos este martes a puerta cerrada. Por eso cree que hay que echarse a la calle para abonar el terreno.

A la agenda política se suma la incógnita sobre qué pasará en Cataluña y si al final se irá o no de nuevo a las urnas. Los ‘populares’ están “a la expectativa”, pero recuerdan que en 2016 se hablaba también de una posible repetición electoral y se llegó a un acuerdo in extremis para que Carles Puigdemont fuera investido presidente de la Generalitat, tras vetar la CUP a Artur Mas.

OFENSIVA CON EL PLAN B JURÍDICO Y LOS IMPUESTOS

Casado ha dado instrucciones a su equipo para mantener una ofensiva contra el Gobierno en dos asuntos que considera claves: la exigencia de un plan b jurídico que ofrezca seguridad jurídica a las autonomías tras el fin del estado de alarma; y la subida de impuestos que planea el Gobierno y que el PP ve como un “castigo a las clases medias”, según han señalado fuentes de la formación.

En ‘Génova’ sostienen que Sánchez está “desaparecido” y en su “búnker de Moncloa”, sin actuar ante los frentes abiertos en el plano económico, sanitario y político. Además, se quejan de que solo llame al PP para hablar del Consejo General del Poder Judicial y critican que no quiera convocar el Debate sobre el estado de la Nación para poner soluciones encima de la mesa.

“¿Por qué no convoca el Debate del Estado de la Nación tras tres años de retraso?”, ha espetado Casado a Sánchez este miércoles en la sesión de control al Gobierno, donde le ha recriminado también que no lleve al Parlamento “su plan de reformas clandestino”.

Fuentes de la cúpula del PP comparan la situación actual con la que vivió el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero. “Estamos en el 2010 de Zapatero”, insisten. En el PP recuerdan que entonces el presidente socialista rechazaba todas las “soluciones” que le ofrecía el PP pero cuando Europa exigió al Gobierno español recortes, el Ejecutivo socialista recurrió a Mariano Rajoy.

Sin embargo, Casado ya anticipó hace un par de días cuál será la posición del PP. “Como no ha pactado con nosotros el plan nacional de reformas, no vamos a apoyar sus reformas que pasan por subir impuestos y lastrar la recuperación económica”, dijo en un acto del PPE con motivo del Día de Europa, en el que le exigió reducir ministerios, asesores y gastos superfluos antes que subir impuestos.