viernes, 18 junio 2021 08:29

La complicidad del PSOE para emitir los toros en TVE abre una crisis con Podemos

Si el PSOE fuera al programa First Dates, es probable que la definición del personaje fuera “animalista y republicano, pero poco”. Los socialistas presumen de ser un partido de izquierdas, pero lo son de forma hipotética. Defienden la república “de corazón”, pero se sienten extremadamente cómodos con la monarquía. Y se muestran “sensibles” a nivel oficial con la tortura animal, pero su complicidad ha abierto la puerta a que se vuelvan a emitir los toros en la televisión pública (en TVE). Esta abstención cargada de intención del PSOE ha abierto una crisis interna en la coalición (otra más) entre Podemos y los socialistas, ya que desde la formación morada entienden que el partido del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha cogido gusto por vestirse con causas progresistas para luego hacer justo lo contrario. Habrá toros.

La Comisión Mixta de RTVE ha aprobado una proposición no de ley del PP con la que se pretende emitir los toros de nuevo en la cadena de todos los españoles. “Lamento que el PSOE siga apostando por las corridas de toros. No deberían tener sitio en nuestra sociedad. La abstención del PSOE permite que salga adelante una propuesta del PP para que RTVE vuelva a emitir corridas de toros”, ha asegurado el diputado de Unidas Podemos Juantxo López de Uralde en su cuenta personal de Twitter. Y como él, hay muchos dentro del partido que ven con decepción cómo el PSOE ha apoyado de forma velada las intenciones de los populares. Hay mucho taurino en el partido y se deja notar con esta cargada de intención abstención de este mes de mayo.

Desde Unidas Podemos no se muestran especialmente sorprendidos. De hecho, cuanto más se pregunta por esta endiablada abstención, más sale a relucir otro ejemplo de doble moral de los socialistas, a juicio de los representantes de la formación morada, que es el trato a la monarquía. Se habla de dos almas del PSOE, de doble moral, de hipocresía… pero lo cierto es que el PSOE habla de república cuando luego evita que le salpique la más mínima mancha a la Casa Real. Si no, que le pregunten a los diputados morados en referencia a los casos de mordidas que han salpicado a Juan Carlos I. Si estas actuaciones del padre del Rey no han salpicado al monarca es gracias a que el PSOE se ha mantenido firme en la defensa de la institución. Pues con los toros pasa algo similar.

La iniciativa de los populares ha contado con el respaldo del PP y de Vox, pero ha salido adelante gracias a la abstención de PSOE y Ciudadanos. Sobre el partido naranja se podía esperar, pero lo del PSOE ha sorprendido a la formación morada. Unidas Podemos, ERC, el Grupo Plural, Mixto y el resto de fuerzas han votado en contra. Vamos, que el PSOE ha sido clave para que la iniciativa del PP saliera adelante. Esto llega seis años después de que el Consejo de Administración suprimiera del Manual de Estilo la prohibición de la lidia dentro del horario de especial protección infantil.

Podemos se aferra otra vez a ese argumento de que no tienen suficiente presencia parlamentaria como para condicionar o castigar a sus socios de Gobierno. Es cierto que ellos han votado en contra de muchas medidas, especialmente las de asuntos como la tauromaquia o la monarquía, en contra del criterio de los socialistas. Sin embargo, ha tenido poca repercusión en el engrase del Gobierno de coalición, ya que han seguido de la mano con otros asuntos sin que estos giros de guion del PSOE afecten lo más mínimo a la gobernabilidad de España. Algo que aplauden desde ambas formaciones.

No se puede tener una Dirección General de los Derechos de los Animales para después emitir en la televisión pública los toros

A pesar de todo, sí que ha sentado especialmente mal que el PSOE haya cedido a sus instintos más taurinos para permitir a Vox y al PP sacar adelante una medida tan agresiva contra la conciencia del maltrato animal. No se puede tener una Dirección General de los Derechos de los Animales para después emitir en la televisión pública los toros. Desde Podemos entienden que hay pasión por los toros entre muchos dirigentes socialistas, pero esto no debería ser suficiente como para hacer que el partido vaya en contra de su propio programa o intereses ideológicos.

Es otra crisis más interna que nadie se cree que vaya a trascender. Las relaciones entre el PSOE y Unidas Podemos están rotas desde hace meses y la salida del exvicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias del Ejecutivo ha dejado a Podemos descabezado. Ahora no hay trato directo entre los partidos y el PSOE ni siquiera se digna a presentar ningún proyecto de momento dado que está a la espera de ver cómo evoluciona la pandemia y de ver qué exige Europa para entregarnos los fondos.