miércoles, 23 junio 2021 12:09

El robo de coches se ha disparado durante el Estado de Alarma

El 14 de marzo de 2020 dio comienzo el Estado de Alarma como consecuencia de la terrible situación sanitaria que se vivía por la expansión sin freno de la Covid-19, y aunque como reflejan los informes de sindicatos policiales los delitos han caído de forma generalizada durante el Estado de Alarma, y muy concretamente durante los meses deconfinamientos domiciliarios. La excepción la marcan los robos de vehículos y los timos vinculados a sectores como el automovilístico o las estafas inmobiliarias, las cuales también han experimentado un aumento considerable con motivo de la crisis económica aparejada a la Covid-19. 

A nadie se le escapa que las imágenes de calles desiertas, vehículos inmóviles durante días e incluso semanas, eranel caldo de cultivo ideal para que quienes actúan con mala fe tuvieran una oportunidad de oro para perpetrar el robo de vehículos. 

Para poner en situación los datos que sustentan esta noticianos remitimos al informe de la Asociación Empresarial del Seguro (UNESPA), donde exponen que en el último año del que tienen cifras oficiales, el año 2018, en España se ejecutaron 135.000 robos de vehículos asegurados, siendo la inmensa mayoría de los robos sobre turismos (88%) y en segundo lugar se sitúan las furgonetas (9,3%).

Entre estos casos destacan los robos de vehículos “al descuido” aprovechando que las víctimas se bajan del coche momentáneamente dejándolo encendido y se lo roban, o los robos de vehículos con fuerza que deben ponerse en manos de un abogado penalista. 

Tristemente esa fue la situación que vivió el vendedor de un BMW modelo X6 en Alcalá de Henares, donde tras ser víctima de un robo con fuerza de su vehículo en una venta concertada por Internet, su pesadilla se tornó aún peor al ser acusado por la Justicia de simular el robo de su propio vehículo e interponer una denuncia falsa.

Finalmente puso su situación en manos del reconocido abogado penalista, Juan Gonzalo Ospinade Ospina Abogados, despacho desde el cual han logrado la absolución de su cliente desmontando hábilmente las acusaciones contra su representado en un caso complejo que desenmascara las técnicas más kafkianas para robar un coche.

El robo de vehículos falsificando la firma del vendedor

En el supuesto del robo del bmw x6 los ladrones usaron una técnica más laboriosa del simple apoderamiento del vehículo. Primero se hicieron con los papeles del coche, falsificaron la firma del propietario para venderlo a un tercero, y cuando el propietario deseaba recuperar el vehículo, cu coche ya había sido transferido al nuevo titular perdiendo así su posesión y propiedad. ¿Cómo operan estos nuevos ladrones que combinan la falsedad documental con el robo por la fuerza?

Fácil. En el caso del conocido como robo de Alcalá de Henares, los ladrones quedaron con el legítimo propietario. Haciendo creer a este qué operaban como intermediarios y que tenían un tercero interesado en su compra, accedían a ver el vehículo y con ello a los papeles del coche. Una vez poseyendo la posesion de los papeles, fingen acudir a una gestoria para el cambio de titularidad. Sin embargo, a última hora cancelan la supuesta compraventa. Al día siguiente, cambian en tráfico con los papeles originales y falsificando la firma del legítimo vendedor su titularidad en tráfico, todo ello sin saberlo su propietario. 

Una vez consumada la estafa con la documentación, los ladrones, vuelven a quedar con el propietario del vehículo esta vez para robarle por la fuerza el vehículo. ¿Y cómo lo hacen? Fingen quedar a una hora por la tarde, para que una vez con el propietario y verificando que porta las 2 llaves, le hacen ir a un bar o restaurante fingiendo que el supuesto comprador quiere probar el coche. Primero uno de los acompañantes se marcha con una copia de las llaves, y a los pocos momentos el otro acompañante le pide la llave la segunda llave al propietario para irse del lugar consumándose el robo.

Cuando el propietario es consciente que le han quitado las dos llaves y desea denunciar el robo del vehículo, se descubre que el día anterior los ladrones, bandas organizadas expertas en fraude y estafas ya han cambiado la titularidad del coche en tráfico por lo que la policía tiene una difícil labor para desenmascarar el delito. 

Ante la dificultad de probar estas operaciones fraudulentas es importante destacar el buen trabajo que realizan en la labor de indagación y resolución que realizan desde el despacho madrileño, especializado en derecho penal, Ospina Abogados, quienes se han consolidado como uno de los mejores despachos penalistas en España gracias a sus incontables casos de éxito que recoge de forma habitual la prensa tanto online, televisiva como radiofónica. 

Un Guardia Civil en activo, en conversaciones con este medio, destacaba que desde su experiencia profesional es fundamental contar con un buen abogado penalista si sufrimos un robo con fuerza, ya que los “malos” cada vez están mejor asesorados y profesionalizan hasta tal punto sus técnicas que logran sembrar la duda sobre la veracidad de los hechos por parte de la víctima real, una situación de indefensión que nos puede empujar a cometer errores que más tarde nos pueden pesar cuando el caso llegue al juzgado.