viernes, 18 junio 2021 14:45

Laya defiende que en Cataluña hay un “problema de sillones y rivalidades”

La ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, ha insistido este miércoles en que lo que hay en Cataluña es un problema interno, “de sillones y rivalidades”, que tienen que resolver primero los propios catalanes y que en ningún caso es necesaria una intervención extranjera.

“El Gobierno de España considera que la solución a la crisis planteada por la reivindicación independentista del gobierno catalán y de una parte de la sociedad catalana debe encontrarse empezando por la sociedad catalana y después, y juntos, en el seno de la sociedad española”, ha defendido ante el Pleno del Congreso.

Así, a la pregunta de la diputada de Junts Mariona Illamola de si sigue considerando que el “conflicto entre Cataluña y España es un conflicto interno”, González Laya ha replicado tajante que “Cataluña no está en conflicto con España”.

“Todos los gobiernos extranjeros, todos sin excepción, están de acuerdo” con esta premisa, ha sostenido la ministra de Exteriores, incidiendo en que tampoco ningún organismo internacional, empezando por la UE y sus instituciones, comparte la opinión de los independentistas.

“Ninguna autoridad, ningún gobierno, ningún organismo internacional ha reclamado la necesidad de una intervención internacional para resolver la situación en Cataluña” por mucho que los independentistas lo hayan intentado invirtiendo “tiempo y esfuerzos en ello”, ha replicado a Illamola, invitándola a reflexionar sobre este hecho.

Los independentistas querían antes una Cataluña de “la mitad más uno, pero ahora como están a la gresca ya ni siquiera es esto”, ha comentado, en referencia a la falta de acuerdo para la formación de gobierno tras las elecciones del pasado 14 de febrero, subrayando que ya se conforman con “un cuarto más uno”.

“En su Cataluña cada vez cabe menos gente y esto es un problema interno, es un problema de sillones y rivalidades”, ha sostenido González Laya, defendiendo que lo que quieren los catalanes es “concordia, unidad y respuesta a la crisis”.

“Eso es lo que hay que darles”, ha añadido. Así pues, le ha señalado a Illamola, “menos hablar y más hacer para todos y todas los catalanes y las catalanas”.