lunes, 14 junio 2021 07:59

Paloma Martín: de “abrecartas” de Gallardón a posible consejera de Sanidad

La consejera de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Paloma Martín Martín, se ha ganado los galones esta corta legislatura. No solo seguirá en el gobierno presidido por el PP, sino que es posible que dé el salto a la Consejería de Sanidad en sustitución de la ya reliquia Enrique Ruiz Escudero. Fuentes del PP hablan de que es una de las dirigentes populares que más goza de la confianza de Isabel Díaz Ayuso, a quien poco le importa que Medio Ambiente y Sanidad sean agua y aceite en materia de gestión. En cualquier caso, quien empezó abriendo cartas (casi exclusivamente y a cambio de un portentoso salario público) para el expresidente de la Comunidad de Madrid Alberto Ruiz Gallardón verá cómo su carrera política llega a buen puerto gracias a que Ayuso se fía de ella y de su gestión.

Hay algunos consejeros que no han salido bien parados tras estas elecciones. Ayuso ha tenido dos años para probar la confianza de los suyos y hay quien ascenderá y quien saldrá del Gobierno. ¿Quién le iba a decir a Paloma que abrir cartas para Gallardón iba a dar tanto de sí? Ahora, desde la Comunidad de Madrid y desde el PP de la capital no descartan que Paloma se convierta en la nueva consejera de Sanidad, aunque de momento no las tiene todas consigo dado que hay otras opciones encima de la mesa.

Enrique Ruiz Escudero ya es un jarrón ming al que hay que exponer, pero no presionar ni menear

Paloma es uno de esos nombres que tienen garantizada su estancia en la Comunidad de Madrid como consejera. En el peor de los casos, Martín Martín repetiría al frente de la Consejería de Medio Ambiente, donde Ayuso considera que ha hecho una labor excelente a nivel de gestión. Sin embargo, su nombre está encima de la mesa para ocupar Sanidad porque Enrique Ruiz Escudero ya es un jarrón ming al que hay que exponer, pero no presionar ni menear. Ayuso sopesa mandarle a la presidencia de la Asamblea y ocupar su puesto con otro nombre que goce de su confianza. Y Paloma, junto a otros dos nombres, está entre los candidatos para ser consejera de Sanidad durante los dos próximos años.

Paloma Martín se ha ganado los galones con años de fidelidad a la marca del PP, ya que lleva desde 1995 dando coletazos en el partido, y con una dilatada experiencia en la administración pública. Lo mejor de todo esto es que no es una de esas profesionales de la política que solo ha vivido del dinero de todos, sino que ha trabajado en el sector privado y con cierto éxito laboral ya que fue directora en la compañía internacional Deloitte. Sabe lo que es la política y sobretodo sabe lo que es Madrid. El único problema que ven quienes la rodean es que vale lo mismo para un roto que para un descosido. Si tiene que abrir cartas para un presidente autonómico, las abre. Y si tiene que ser consejera de Medio Ambiente sin tener especial relación con este área, lo hace igual. Pero si por algo famosa Paloma en la Comunidad de Madrid por sus entrevistas a los asesores.

paloma
La consejera de Medio Ambiente, Paloma Martín. Foto: Europapress.

Algunos se ríen, pero sus asesores no tanto. Si quieres trabajar en la consejería de Paloma, sabes que te tienes que preparar bien la entrevista. Martín es dada a plantear a los suyos situaciones hipotéticas para ver cómo reaccionarían en caso de que, por ejemplo, te vieras encerrado con un tigre en un baño público. Esto último es una broma, pero sí que quienes trabajaron con ella aseguran que las entrevistas eran más propias de Price Waterhouse Coopers que de una consejera de Medio Ambiente. En cualquier caso, parece que Ayuso no le hará una entrevista de este estilo en caso de que sea ella la elegida para seguir el testigo del consejero de Sanidad.

En la Comunidad de Madrid no se oyen malas palabras hacia Paloma por norma general. Saben que es una de las dirigentes del equipo de Ayuso que más proyección tiene y son conscientes de que es un portento en la Comunidad de Madrid, lugar donde ha trabajado más de 17 años, sin tener en cuenta su paso por el Ministerio de Hacienda o por el sector privado. Ha conocido a Gallardón, a quien le abría la correspondencia por designación laboral, y ha pasado prácticamente por todos los presidentes de la Comunidad de Madrid hasta la actual. Y ahora puede que llegue a su cumbre como consejera de Sanidad. ¡Vaya carrera! De asesora del gabinete de la Presidencia (donde sobretodo abría la correspondencia de quien después fue ministro de Justicia) a consejera.