jueves, 24 junio 2021 21:37

La vena pictórica de Almodóvar llega a Toledo en una muestra de la mano de Jorge Galindo

La primera experiencia pictórica del cineasta Pedro Almodóvar llega a Toledo con la exposición ‘Pintura’, una muestra en la que “explota” el color y las flores a lo largo de casi una treintena de obras de gran formato, que tienen como base las fotografías de Almodóvar y que culminan en un proceso creativo plástico de la mano del pintor castellanomanchego Jorge Galindo.

Este sábado se ha inaugurado esta exposición gratuita en el Museo Santa Cruz de Toledo y estará en la ciudad hasta el 5 de septiembre, después de haber pasado por Almería y Madrid. Invita al visitante a dejarse llevar por objetos “puros” y “cotidianos” como las flores, salpicados por el color y la imaginación.

Almodóvar y Galindo –natural de Borox (Toledo)– “lanzan” la foto de gran tamaño, se “tiran al suelo” y pintan el cuadro con todo el cuerpo, según se puede observar en la proyección del proceso creativo de uno de ellos, ‘La Consagración de la Primavera’, el de mayor tamaño, de 11 metros.

“Se ha producido una magia muy especial”, ha afirmado Galindo, que ha explicado como conoció a Pedro cuando compraba cuadros suyos con estas flores y luego los mostraba en sus películas.

Posteriormente, con las fotografías de Almodóvar se juntaron para poner algo en común, con la idea de introducir el color “y pintar de otra manera”. “Teníamos una idea de hacer seis cuadros y acabamos pintando 50. Todo estaba predestinado a hacerlos”, ha señalado el pintor.

UNA RESPUESTA INMEDIATA

En declaraciones a los medios, Almodóvar se ha mostrado agradecido de haber podido vivir “esta experiencia apasionante” porque él no es pintor, y tiene mucho respeto a esta disciplina. “La respuesta en el cine tarda un año y medio como mínimo. En el óleo la reacción –de lo que haces– es instantánea”.

“A mi me dio mucho vértigo, le dije que sí pero no sabía muy bien qué iba a hacer, no pensaba que iba a pintar. Pensaba que no me iba a atrever, el que tenía claro la química con la base de las fotos era él. A veces cada uno pintaba en un lado del cuadro y el cuadro tenía una unidad”, ha asegurados Almodóvar.

Estas obras se pueden visitar en la Sala Toisón del museo, crucero superior del Museo de Santa Cruz, en un espacio muy amplio, un “lugar impresionante para obras de gran tamaño”, lo que fue una “gran alegría”, según Almodóvar, que ha expresado su predilección por la ciudad de Toledo.

LA DANZA DE LA PINTURA

Han asistido a la inauguración el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page y la alcaldesa de Toledo, Milagros Tolón. La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Rosa Ana Rodríguez; el comisario de la muestra Rafael Doctor y el concejal de Cultura de la ciudad, Teo García, han ofrecido más detalles sobre la misma.

Se trata de la mezcla de “dos mundos, de un juego, de la danza de la pintura en torno a una flor”, que representa la “esencia de la creación, de lo puro”, ha afirmado el comisario de la exposición, natural de Calzada de Calatrava.

De su lado, la consejera de Cultura ha alabado la localización “ideal” de las obras en el Museo de Santa Cruz y ha puesto en valor que con esta muestra se da comienzo a la agenda expositiva de las grandes colecciones que van a poder verse en Castilla-La Mancha.

Por su parte, Teo García ha señalado que la exposición conjuga el arte contemporáneo con el carácter más patrimonial del Museo de Santa Cruz, de la mano del “manchego más universal” junto al manchego Jorge Galindo.

La exposición se culminó en el verano de 2019 y en 2020 se había proyectado para llegar a Toledo, pero la pandemia la ha retrasado hasta mayo de 2021.