martes, 22 junio 2021 22:29

La “Cifuentes socialista” sopesa disputar el PSOE en Madrid a Hana Jalloul

No parece que el PSOE le vaya a poner un camino de rosas a la número dos de la lista del partido a las elecciones de la Comunidad de Madrid. Hasta hace semanas, nadie dudaba con que Hana (alias Kamala) Jalloul fuera a heredar la formación en la capital. Sin embargo, el resultado electoral de Ángel Gabilondo ha sido tan catastrófico que la cúpula del partido ya se plantea alternativas a Jalloul para hacerse con el PSOE en la Comunidad de Madrid. La principal candidata es la conocida como “la Cifuentes socialista”. Se trata de la flamante delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, quien desde que sustituyó a José Manuel Franco no ha dejado de dar discursos políticos cargados de intención. Cualquiera diría que se le ha olvidado que su cargo no es ese, pero bueno, de aquí a finales de año que se celebre el congreso que decidirá quién heredará el PSOE de Gabilondo hay tiempo para hacerse ver.

Aún se recuerda entre las filas socialistas el discurso de Mercedes González en su toma de posesión, pero no precisamente por emotivo o acertado, sino porque desentonó completamente. Fuentes del partido aseguran que la ambición de González tiene pocos límites, razón por la que en su discurso durante la toma de posesión de su cargo como delegada del Gobierno en Madrid se fue por las ramas, se vino arriba y empezó a hablar de feminismo y de cualquier cosa que se le pasara por la cabeza. A pocos les sorprendió la actitud de la dirigente, ya que los socialistas que la conocen saben que Mercedes quiere utilizar la Delegación de Gobierno como escaparate para destacar y escalar en los cargos políticos, pero sí que sorprendió la poca falta de decoro que tuvo González en su toma de posesión. “Se le vio el plumero”.

“la Cifuentes socialista” y “Kamala” se batirán en duelo

Históricamente los partidos han utilizado la Delegación del Gobierno de Madrid como trampolín para acceder a algo más. José Manuel Franco no consiguió nada, pero Mercedes y su ambición se han puesto de acuerdo para disputar a Hana Jalloul el PSOE en la Comunidad de Madrid. Parece una batalla del pressing catch, pero no. De momento, las fuentes del partido aseguran que “la Cifuentes socialista” y “Kamala” se batirán en duelo a finales de este año para ver quién se hace con los restos de un partido hundido que tiene todo por hacer. No eran los planes iniciales de la cúpula de la formación roja, pero tras la debacle de los resultados ya no se ve con malos ojos que haya algo de sangre para ver quién coge (y renueva) el partido con ganas.

Estas mismas fuentes apuntan a que poca gracia le ha hecho a Jalloul dejar la secretaría de Estado de Migraciones para aterrizar en un PSOE autonómico que iba a heredar y que ahora todos lo ponen en duda. Nadie se esperaba que el tirón de Gabilondo se fuera a saldar con un sorpasso de Más Madrid. Y el problema es que “Kamala” ya estuvo presente en todos los actos de campaña, por lo que poco tirón debe tener como para hacerse con las llaves del PSOE de Madrid. Mercedes, sin embargo, pisa fuerte. Es extremadamente leal al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y no le importa saltarse el protocolo por su ambición.

mercedes gonzalez
La delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González.

Habrá terceros nombres para batirse por hacerse con el control del partido en la capital. O al menos las fuentes del PSOE no lo descartan. Sin embargo, el duelo entre Mercedes González y Hana Jalloul está servido siempre que la exsecretaría de Estado de Migraciones no se eche atrás por evitar conflictos innecesarios.

PILAR LLOP, FUERA DE JUEGO

El problema es que quien más gustaba entre las filas socialistas para hacerse con el control del PSOE de Madrid era la senadora Pilar Llop. Esta socialista gozaba desde antes de que la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, convocara las elecciones anticipadas en las que ha arrasado de la total confianza de los suyos. De hecho, en febrero, mes en el que Gabilondo ya estaba de salida, sonaba con fuerza el nombre de Pilar Llop junto al de la ministra de Defensa, Margarita Robles, para hacerse con el control del PSOE de Madrid. El problema fue que la cúpula de la formación a nivel nacional se hizo con el control de la candidatura y de la campaña y no permitió que Llop irrumpiera en la carrera por sustituir a Gabilondo. Todo se fue al traste porque en principio Sánchez le había regalado en bandeja de plata el PSOE de Madrid a su buena amiga Jalloul.

Llop ya se huele la tostada y no quiere saber absolutamente nada de este duelo. De hecho, muchos de los diputados socialistas que apoyaban a Llop como posible sustituta le han retirado su apoyo por miedo a que el sanchismo les castigue sin un puesto de trabajo adherido al partido. Con el miedo al paro de por medio, un PSOE arruinado tras las elecciones y Jalloul y Mercedes González tirándose los trastos a la cabeza, no es el mejor escenario para que la senadora entre a jugar a ver quién se queda con el cargo de Gabilondo.