lunes, 21 junio 2021 02:50

La presión migratoria en Ceuta provoca una movilización nunca vista del Ejército

La crisis migratoria se desata en Ceuta. Marruecos ha abierto las fronteras dando lugar a un efecto llamada de migrantes sobre el territorio español. Fuentes policiales hablan 10.000 inmigrantes ilegales ya han cruzado la frontera, la playa de El Tarajal se está llenando de menores no acompañados y hay al menos un muerto. El Gobierno ha decretado la alerta de nivel 4 para hacer frente a la crisis migratoria. Los portaviones el Príncipe Felipe y la Reina Sofía, dos fragatas y una corbeta ya están llegando a Ceuta. Asimismo, se acaba de sumar la infanta Elena que ha partido del Puerto de La Coruña y diez F18 y diez F17 se están preparando para sobrevolar el estrecho de Gibraltar y mantener la seguridad.

Los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado desplegados en la ciudad autónoma se encuentran desbordados. “Llevamos toda la noche sin dormir, patrullando y ayudando a la policía y a la guardia civil a controlar esto un poco. Lo peor es que dicen que hay mucha más gente en la frontera de Marruecos que la quiere liar”, nos cuenta un miembro del Ejecito española de Ceuta. Ante la situación desesperada que se está viviendo en el continente africano, las bases de Rota y Torrejón ya se han trasladado hasta la Ciudad Autónoma para dar apoyo.

La escalada de tensión en las relaciones entre ambos países empezó tras la acogida en España del líder del Frente Polisario

La llegada masiva de migrantes a territorio español se lleva produciendo desde la madrugada de este lunes bordeando el espigón marítimo fronterizo de Benzú, en la bahía norte, y del Tarajal ante la pasividad de las Fuerzas de Seguridad de Marruecos, lo que ha llevado al desbordamiento de la capacidad de acogida de la ciudad autónoma. Esta pasividad del país vecino se debe a la acogida en España del líder del Polisario, Brahim Ghali, para ser atendido de coronavirus en un hospital de Logroño. La escalada de tensión en las relaciones entre ambos países empezó tras la acogida en España del líder del Frente Polisario.

SÁNCHEZ PROMETE LA “MÁXIMA FIRMEZA”

Con el objetivo de mantener la seguridad en Ceuta, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha garantizado el Ejecutivo tendrá “la máxima firmeza” para “devolver la normalidad” a la ciudad tras la oleada de inmigrantes procedentes de territorio marroquí y “velar” por la seguridad y “defender” la integridad de los ciudadanos ceutíes “ante cualquier desafío”.

Moncloa ha informado en un comunicado de que el presidente ha cancelado su viaje a París, donde iba a participar en una cumbre sobre financiación de África organizada por el presidente francés, Emmanuel Macron ante lo sucedido en territorio ceutí. En este mismo comunicado, el Gobierno traslada igualmente “a los españoles, españolas y residentes de Ceuta que cuentan con su apoyo absoluto para velar por su seguridad y garantizar el orden público bajo cualquier circunstancia”. “Actuamos ya para restablecer la normalidad con la mayor celeridad posible”, expone la nota. Sin embargo, sigue habiendo mucho movimiento en Ceuta ya que la policía marroquí está dejando pasar a los migrantes a territorio español.

Por su parte, el presidente de Ceuta, Juan Jesús Vivas, ha calificado de “invasión” la oleada de inmigrantes que se ha producido en la últimas horas en territorio español. “Fue una invasión, la población tiene miedo, está asustada”, ha recalcado Vivas con preocupación. “Ha habido una pasividad cómplice, en el sentido de facilitar que esta invasión se produjera”, ha asegurado el presidente de la ciudad autónoma que ha pedido socorro a España.

MARLASKA INFORMA QUE YA SE HAN DEVUELTO 2.700 MIGRANTES ILEGALES

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha informado de que ya han sido devueltas alrededor de 2.700 migrantes que han entrado de forma ilegal en nuestro país. También ha destacado la colaboración con Marruecos en todo momento mientras el país del norte de África ha suspendido la cooperación policial y de inteligencia con España y Alemania.

Asimismo, Marlaska se trasladará junto con otros miembros del Gobierno para tratar de atajar la crisis migratoria. También habrá un refuerzo policial para trabajar en colaboración con las Fuerzas Armadas que están desplegadas en la ciudad autónoma.