jueves, 24 junio 2021 20:47

Varias CCAA se ofrecen a acoger a los menores extranjeros llegados a Ceuta

el corte ingles

Varias comunidades autónomas ofrecerán al Gobierno su apoyo para acoger a los menores extranjeros que han llegado este lunes y martes a Ceuta, y que han cruzado la frontera solos, así como a habilitar los recursos que sean necesarios para su atención, como el Gobierno Vasco, Murcia, Extremadura y Castilla-La Mancha, mientras que Andalucía ha dicho que no puede acoger más porque ya tienen 3.000 niños.

Así lo trasladarán los consejeros de las respectivas comunidades autónomas esta tarde en la reunión que van a mantener con la ministra de Derechos Sociales y Agenda 2030, Ione Belarra, en el Consejo Territorial que ha convocado de urgencia para abordar la situación de los menores migrantes que han llegado a Ceuta.

En concreto, el Gobierno Vasco trasladará en esta reunión de urgencia su disposición a acoger menores en lo que ha calificado de “grave situación” desde el punto de vista humanitario.

También va a trasladar la “urgente necesidad” de que se convoque la conferencia sectorial de migraciones y su preocupación “por el tratamiento que se está dando a las políticas migratorias por parte del Estado, cuya inacción luego tienen que parchear las políticas sociales”.

Así lo ha confirmado la consejera de Igualdad, Justicia y Políticas Sociales, Beatriz Artolazabal, a preguntas de los medios sobre si Euskadi ofrecerá su colaboración para acoger a algunos menores en una comparecencia en la que ha confirmado que Euskadi “siempre ha sido solidaria y esta vez también lo será”, aunque ha añadido que de momento, no cuentan con información precisa sobre el alcance y el perfil de las personas migrantes que van a necesitar ser acogidos.

Por su parte, Murcia ha ofrecido a Ceuta su colaboración para habilitar distintos recursos frente a la crisis. Así lo ha indicado la vicepresidenta y consejera de Mujer, Igualdad, LGTBI, Familias y Política Social, Isabel Franco.

Las direcciones generales de Servicios Sociales y Relaciones con el Tercer Sector, y de Seguridad Ciudadana y de Emergencias, se han puesto a plena disposición de la ciudad autónoma para la coordinación entre administraciones de las actuaciones necesarias. Asimismo, la Dirección General Servicios Sociales trabaja en canalizar las comunicaciones con las entidades del Tercer Sector de la Región.

“Éste es un drama humano en el que no se debe criminalizar a las personas por la situación a que se han visto abocadas, pero ante el que el Gobierno de la Nación debe asumir su responsabilidad y competencias, tomando decisiones, nosotros responderemos con lealtad y solidaridad”, ha señalado la consejera.

Franco ha puntualizado que la Comunidad acoge en estos momentos 144 menores extranjeros, financiando el cien por cien de este acogimiento, ante lo que la vicepresidenta ha reclamado “la responsabilidad de Moncloa a la hora de contribuir a gastos que consideramos derivados de la inmigración, que son competencia del Estado”.

CRISIS HUMANITARIA

Asimismo, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales de la Junta de Extremadura, José María Vergeles, ha indicado que el conjunto de las comunidades autónomas deben contribuir a solucionar la crisis provocada en Ceuta por la llegada masiva de migrantes, y que podría provocar una “crisis humanitaria”.

Vergeles ha reconocido que de momento desconoce la forma en la que podría materializarse esta ayuda, ya sea habilitando plazas para acoger a los menores extranjeros solos u otras medidas, por lo que esperará a conocer las propuestas del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030.

En todo caso, ha remarcado que “Extremadura siempre ha estado cuando lo ha necesitado España”, porque esto es algo que el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara, lo tiene “claro”.

Mientras, el Gobierno de Castilla-La Mancha ha pedido a todas las fuerzas políticas, “esta vez sí”, que apoyen al Gobierno de la Nación en la gestión de la crisis migratoria en Ceuta porque “en estos momentos es cuando se demuestra la altura de miras y el patriotismo”. Así lo ha manifestado su portavoz y consejera de Igualdad, Blanca Fernández, este miércoles en rueda de prensa.

Fernández ha afirmado que la de Ceuta es “una crisis sin precedentes”, con una actitud por parte del Gobierno de Marruecos que “deja bastante que desear” porque “no se puede nunca utilizar a las personas y menos aun a menores, para conseguir absolutamente nada ni para protestar por nada”. “Las personas no somos mercancía ni somos moneda de cambio”, ha criticado.

Además, ha apuntado que tampoco hay que olvidarse de la cuestión humanitaria, especialmente cuando tiene que ver con menores de edad, que “tienen que ser correctamente atendidos”. “España no se puede permitir el lujo de tratar a niños y niñas como algo distinto a lo que son, niños y niñas, cuyos derechos tienen que ser protegidos”, ha subrayado.

ANDALUCÍA PIDE EQUIDAD Y SOLIDARIDAD A LAS DEMÁS CCAA

Por su parte, desde la Junta de Andalucía, la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz (Ciudadanos), ha manifestado este miércoles sobre la reunión de esta tarde con el Gobierno que, si se propone un reparto, van a decir que “Andalucía no puede acoger a más niños”.

“Es que nosotros ya tenemos 3.000 niños. Yo me imagino que para que haya equidad lo que tendrá que haber es un reparto con el resto de las comunidades autónomas que no tienen el problema de la inmigración infantil como tenemos en Andalucía”, ha argumentado en declaraciones a los periodistas la consejera en un acto en Madrid.

Ruiz ha dicho que quiere ver “la capacidad que tiene el resto de las comunidades”, ya que la de Andalucía “está ya bastante saturada” y, aunque tienen plazas, “por supuesto, reservadas siempre porque las pateras llegan en cualquier momento”, ahora se ha precipitado el flujo.

“En verano suele haber también muchísimas más llegadas, pero llega un momento en que no vamos a poder”, ha lamentado, por lo que espera “que la solidaridad y la equidad se vea reflejado en la reunión”.