viernes, 25 junio 2021 01:34

Armengol no ve problema legal en diferenciar el trato a los viajeros nacionales vacunados con una dosis

La presidenta del Govern, Francina Armengol, considera que diferenciar el trato a los viajeros nacionales vacunados con una dosis no será objeto de impugnación, puesto que la vacunación “será una fórmula de movilidad en toda Europa”.

Así se ha expresado Armengol al ser preguntada por los aspectos legales de la nueva medida que anunció el Govern este miércoles en la Feria Internacional de Turismo de Madrid (Fitur).

Baleares permitirá que los turistas nacionales puedan viajar libremente a las islas sin presentar ninguna prueba diagnóstica si han recibido al menos una dosis de la vacuna contra la covid-19 con una antelación de 15 días. Además, también estarán exentos de presentar una prueba quienes viajen desde una comunidad autónoma cuya incidencia a 14 días esté por debajo de 60.

Armengol ha defendido que es “lógico” permitir que una persona vacunada pueda entrar con libertad en las Islas ya que con una sola dosis la inmunidad es del 70 por ciento. “Es más seguro que una prueba diagnóstica en el momento”, ha sostenido la presidenta balear.

Armengol ha recordado que Baleares ya defendió el verano pasado un acuerdo para facilitar la movilidad en Europa, pero “desgraciadamente” ha sido todo “lento”. La presidenta del Govern ha expresado que aunque no era algo “fácil”, les hubiera gustado que el certificado de vacunación se pusiera en marcha antes.

USO DE MASCARILLA

Por otro lado, durante la entrevista Armengol ha comentado las palabras del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, quien aseguró que resulta “muy probable” que en “no muchos días” se pueda relajar el uso de la mascarilla.

Armengol ha considerado que Simón pretendía “dar un empuje de optimismo” ya que “la gente está cansada” tras “15 meses durísimos” de pandemia. Además, ha compartido que a medida que se va vacunando será posible ir volviendo a “una vida normal”.

Así, ha deseado que “muy pronto” se puedan relajar medidas como el uso obligatorio de mascarilla, si bien ha aclarado que en Baleares no hay ningún plan concreto para ello ya que además es un asunto que compete a toda España.

A LA ESPERA DE RESPUESTA DEL TSJIB

Paralelamente, Armengol ha recordado que el Govern está a la espera de que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) se pronuncie sobre el último paquete de medidas sanitarias aprobadas por el Ejecutivo autonómico, que mantienen el toque de queda y las limitaciones a las reuniones sociales con algunos cambios.

El Govern aprobó el lunes las medidas que regirán entre el 23 de mayo y el 6 de junio. Las únicas modificaciones respecto a la quincena anterior son que el toque de queda se retrasa una hora, y en vez de comenzar a las 23.00 horas lo hará a la medianoche, y que se amplían los encuentros sociales -hasta ocho personas en exteriores y seis en interiores sin importar núcleos de convivencia-.

El Govern celebrará el viernes un Consell de Govern extraordinario en el que espera contar ya con la respuesta del TSJIB, que podría llegar este mismo jueves. La Fiscalía, por su parte, ha reiterado su oposición a las medidas por entender que no procede adoptarlas sin el paraguas legal del estado de alarma, por vulnerar derechos fundamentales.

Cabe recordar que el TSJIB avaló las medidas con dos votos en contra de los cinco miembros que componen la Sala.

Por otra parte, Armengol ha manifestado que espera que el Tribunal Supremo avale el cierre perimetral planteado por Canarias y recurrido por la Fiscalía.

BALEARES ES “MÁS SEGURO QUE ESTAR EN REINO UNIDO”

Otro tema que ha centrado buena parte de la entrevista ha sido la movilidad con Reino Unido. Armengol ha reiterado que Baleares tiene una situación sanitaria que permitiría estar en zona verde para el país.

La presidenta balear ha comentado que Baleares es “más seguro casi que estar en Reino Unido” y ha esperado que el Gobierno británico pronto vea “lo que es una realidad”.

“Estamos en una posición óptima para tener una muy buena temporada turística”, ha recalcado Armengol.