martes, 22 junio 2021 21:35

¿Cómo renovar una piscina y el suelo que hay alrededor?

El uso de resinas de epoxi para piscina y el de soluciones de metacrilatos para los suelos de alrededor son soluciones perfectas, económicas y duraderas para este tipo de reparaciones

La llegada del buen tiempo y el verano incita a usar ya la piscina. Por ello, estamos ya en la fecha “límite” para acometer todos esos trabajos de renovación y mejora de piscinas que van a permitirnos disfrutar del agua, ya sea en una vivienda privada o en una comunidad de vecinos. El mes de mayo es, de hecho, una de las fechas más importantes para los profesionales dedicados a la reparación de piscinas, ya que suele ser el mes en el que se ejecutan y finalizan la mayor parte de las obras en ellas.

Entre los trabajos más comunes de renovación de piscinas se encuentra, sobre todo, el de la reparación del suelo de la piscina. El paso del tiempo, el agua, la utilización de la piscina por cientos de personas, o miles, durante años hace que el suelo suela perder color y despegarse, lo que incrementa el riesgo por parte de los usuarios de sufrir cortes en los pies.

Para acometer este tipo de trabajos de renovación, una de las soluciones más valoradas por los profesionales de la renovación de piscinas es la que utiliza pinturas para suelos hechas con resina epoxi que garantizan el correcto estado de conservación, restauración y mantenimiento de la piscina. Los fabricantes de este tipo de productos cuentan con una amplia oferta de soluciones específicas para cada tipo de piscina, según sus necesidades de uso y de materiales con los que han sido construidos.

El uso de esta pintura para piscina goza de una gran popularidad entre los profesionales, como hemos dicho antes, pero también entre los propietarios de las viviendas que cuentan con una piscina en su casa, ya que la sencilla aplicación de la pintura hace que incluso los dueños puedan acometer estos trabajos de renovación.

Para conseguir el éxito en la renovación, los interesados deben contactar con el propio fabricante para que le de una serie de consejos y forma de actuación en función de las necesidades concretas de la piscina. De este modo y con un asesoramiento personalizado, los propietarios pueden llevar a cabo estos trabajos de renovación sin ningún tipo de problema.

Puntos a tener en cuenta

A la hora de renovar la piscina con pintura epoxi hay que valorar una serie de aspectos antes de empezar a aplicar esta solución. En primer lugar, quien vaya a aplicar la solución debe cerciorarse del verdadero estado del suelo de la piscina y comprobar si tiene algún tipo de fugas, ya que estas habrá que sellarlas con la masilla epoxi. Además, hay piscinas que cuentan con pintura de clorocaucho, una solución que es incompatible con la pintura de epoxi. El epoxi es mucho más eficiente y se debe eliminar el clorocaucho para garantizar la reparación perfecta. Hay que tener en cuenta que una piscina con epoxi tiene siempre una duración de más del doble que con un clorocaucho.

Asimismo, antes de empezar a echar la pintura para la piscina hay que comprobar que la superficie está completamente lisa y seca. Por ello, hay que decidir muy bien en qué periodo empezar a hacer la renovación de la piscina, ya que tiene que ser en un mes en el que haya pocas lluvias, ya que el agua puede llegar a entorpecer y estropear el trabajo de renovación que estamos haciendo en la piscina.

En el caso de que queramos, además, hacer una renovación de la parte externa de la piscina como pueden ser la  zona común o la terraza, también podemos apostar por la sustitución del suelo o la renovación del mismo utilizando una pintura para cemento impreso. Son pinturas hechas con resinas de metacrilato. Este tipo de solución para los suelos es muy conveniente por tres motivos principales que le han llevado a ser una de las apuestas más comunes en la actualidad.

Por un lado, el coste más económico que tiene con respecto a otras soluciones, pero además el precio también destaca que estos suelos de hormigón o cemento cuentan con una gran durabilidad y resistencia. A ello hay que añadir, además, que el uso de pintura específica aporta otro tipo de ventajas como es que pueden ser antideslizantes y una amplia variedad de diseños y colores.

A la hora de intervenir en una piscina se deben utilizar productos de metacrilato para los suelos de alrededor de la misma. Son los que mejor aguantas las condiciones ambientales con gran rango de resistencia a altas y bajas temperaturas y sin amarilleamiento (si se usa en colores).