miércoles, 16 junio 2021 16:52

Desarticulado un grupo que falsificaba documentación para inmigrantes ilegales

La Brigada de Extranjería y Fronteras de la Comisaría de la Policía Nacional de Salamanca ha dado por desarticulado el grupo criminal, asentado en Salamanca, que falsificaba documentación para personas que llegaban ilegalmente a España desde Marruecos y que utilizaban las gestiones de esta red para obtener documentación falsa con la que acceder a permisos legales y a solicitudes de ayuda.

Según fuentes de la Comisaría Provincial, la ‘Operación ABG’ contra el fraude, la falsedad documental y la inmigración ilegal se ha dado por finalizada tras localizar y detener a un ciudadano, de origen marroquí, que era el encargado de captar a ciudadanos de su país y ponerles en contacto con el clan salmantino, quien ha supuesto que el número de detenidos haya llegado a 15 desde que se iniciara la investigación.

Los agentes comenzaron a investigar el caso hace 16 meses en Salamanca, a inicios de 2020, cuando tuvieron conocimiento de “una red dedicada a favorecer la inmigración ilegal”, con una estructura asentada en Salamanca y cuya actividad se dirigía a promover el tráfico ilegal de ciudadanos marroquíes.

Según la Policía Nacional, “en muchas ocasiones” los ciudadanos extranjeros, no tenían intención de residir en España y, “después de conseguir, por ejemplo, ayudas económicas”, regresaban a sus países de origen, desde donde seguían siendo beneficiarios si no se detectaba que estaban cometiendo fraude.

MODUS OPERANDI

El ‘modus operandi’ consistía en elaborar contratos, facturas de suministro de luz y agua falsos que se utilizaban para que un ciudadano extranjero se inscribiese en el Padrón Municipal y posteriormente, tratar de obtener certificados de empadronamiento que se presentaban en la Subdelegación del Gobierno de Salamanca, para solicitar autorizaciones de residencia temporal por circunstancias excepcionales por arraigo familiar, como hijos de padre o madre españoles de origen, y posteriormente “empezar a recibir ayudas de todo tipo”, ha explicado la Comisaría Provincial.

Asimismo, la red confeccionaba documentos falsos para que los implicados “consiguieran certificados de empadronamiento que posteriormente presentaban en sus solicitudes de diferentes ayudas”.

OPERACIÓN

La investigación policial comenzó con la colaboración de la Oficina de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno en Salamanca, que detectó “un número inusual” de trámites administrativos en relación a ciudadanos marroquíes, que además tenían en común que presentaban certificados de empadronamiento en viviendas de “una misma finca urbana”.

Tras las “complejas investigaciones”, debido a la cantidad de documentos a analizar, la Policía Nacional consiguió identificar a todos los miembros del grupo criminal.

Por ello, en la mañana del día 20 de enero de 2021, comenzó con el operativo de desarticulación, con un dispositivo de localización y detención coordinada, que ha culminado este miércoles, 19 de mayo, con la localización y detención del último miembro del grupo criminal, encargado de captar a interesados en obtener el certificado de empadronamiento y ponerlos en contacto con el clan asentado en Salamanca.