domingo, 20 junio 2021 00:29

El efecto Ayuso se trasladaría a Andalucía con el auge del PP

El efecto Ayuso, más que el efecto Illa, llega al sur del país. Según los últimos sondeos publicados sobre las elecciones andaluzas, el Partido Popular podrían alcanzar la mayoría absoluta o la sumaría con Vox sin necesidad de contar con Ciudadanos. El partido liderado por el actual presidente de la Junta, Juan Manuel Moreno Bonilla, cogería así distancia con el Partido Socialista andaluz tal y como ha ocurrido en la Comunidad de Madrid. Además, las encuestan también apuntan a una caída abrupta de los escaños de Ciudadanos. Parece ser lo ocurrido a las urnas el pasado 4 de mayo en Madrid también se trasladará hacía Andalucía en las elecciones de 2022.

Moreno Bonilla no perdería así la presidencia de la Junta de Andalucía en caso de presentarse a los próximos comicios regionales. En enero de 2019, Juanma Moreno ocupó la presidencia andaluza siendo el primer no socialista en ocupar tal cargo tras suceder en sus funciones a la histórica Susana Díaz.

las últimas encuestas preven un baile de escaños que mira hacia la capital

Actualmente, los 109 escaños del Parlamento Andaluz están siendo ocupados por cinco formaciones políticas. La primera fuerza es el PSOE con 33 escaños, seguido del PP con 26 y de Ciudadanos con 21 diputados. Asimismo, en la Junta también están representados Adelante Andalucía con 17 escaños y Vox con 12 escaños. Sin embargo, las últimas encuestas preven un baile de escaños que mira hacia la capital.

¿DESAPARECERÁ CIUDADANOS EN ANDALUCÍA COMO EN MADRID?

Los sondeos andaluces, al igual que los madrileños, tampoco auguran un buen resultado para los naranjas. Según las encuestas, el partido de Inés Arrimadas caería hasta ser la fuerza política con menos escaños del Parlamento andaluz. Actualmente, el partido liderado por Juan Martín cuenta con 21 escaños y Marta Bosquet preside el Parlamento andaluz.

Juan Martín (Cs)

Según los sondeos, los naranjas deben dar gracias a la ley electoral andaluza en caso de conseguir algún escaño. Al contrario que en Madrid, la ley en Andalucía estipula un mínimo de un 3% de votos válidos como umbral electoral para que las candidaturas puedan entrar al reparto de escaños en cada circunscripción. En Madrid es un 5% y por eso los de Arrimadas han desparecido de la Asamblea de Madrid ya que solo obtuvieron 125.000 votos. Quizás este 3% sea la salvación de los naranjas que están atravesando una crisis sin precedentes.