martes, 22 junio 2021 04:45

El incendio de Arico (Tenerife) abarca un perímetro de 16 kilómetros y una superficie de 1.500 hectáreas

El incendio forestal que se inició sobre las 11.45 horas de ayer jueves en el municipio de Arico (Tenerife) abarca un perímetro de 16 kilómetros y una superficie de 1.500 hectáreas, si bien no significa que estén todas quemadas al ser un incendio de superficie, y preocupa especialmente el flanco que puede dirigirse hacia la zona de Granadilla.

“Hemos analizado como evoluciona este primer incendio del año 2021. Estamos ante un incendio de carácter forestal que ocurre en mayo y con viento, cuya fuerza es lo que más preocupa”, ha dicho este viernes el presidente de Canarias, Ángel Víctor Torres, tras visitar la zona afectada.

En este sentido, comentó que hay rachas altas de viento de 40 o 50 kilómetros por hora mientras que el terreno afectado es ya de más de 1.100 hectáreas, lo que supone un perímetro “importante”.

Torres expuso que por el momento se trata de un incendio de suelo que no está afectando a la copa de los árboles, agregando que ante esta situación la mejor noticia es que no hay riesgo para ninguno de los núcleos poblacionales y que no se han producido evacuaciones.

“Están trabajando las fuerzas terrestres y también las aeronaves: cinco helicópteros y un hidroavión FOCA; además llegará otro durante el día de hoy y un tercero se incorporará este sábado”, dijo para recordar son cerca de 300 las personas que están luchando contra las llamas, entre ellos la UME, Bomberos de Gran Canaria, Tenerife, la AIREF de La Gomera, de La Palma y de El Hierro.

En cuanto a los flancos, señaló que el que preocupa es que el que puede ir hacia la zona de Granadilla, si bien las predicciones apuntan a que la temperatura baje y la humedad suba aunque es probable que el viento pueda aumentar. “Hay que estar muy atentos y tener máxima precaución”, comentó.

Finalmente, el presidente canario ha resaltado que la Guardia Civil está investigando el posible origen del incendio.

250 EFECTIVOS TERRESTRES

Por otro lado, según ha informado el Gobierno de Canarias, unos 250 efectivos terrestres de la lucha contra incendios del Cabildo de Tenerife, del Consorcio de Bomberos y los equipos EIRIF del Gobierno de Canarias con base en La Palma, El Hierro y La Gomera, UME, Brigadas Forestales BRIF con base en la Palma y efectivos del Cabildo de Gran Canaria han intervenido desde ayer.

Asimismo, entre los efectivos desplazados se encuentran recursos de seguridad de la Policía Local, Guardia Civil y Cuerpo General de la Policía Canaria en labores de control de accesos y Cruz Roja, como apoyo logístico.

Además, un total de 7 medios aéreos –4 helicópteros del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias (GES), uno del Cabildo de Tenerife, un hidroavión del Ejército del Aire y un helicóptero de la Guardia Civil en tareas de coordinación aérea–, han actuado entre ayer y hoy a pesar de gran cantidad de humo que dificulta las labores de estos medios en la cabeza del incendio.

En este punto, durante el día de este viernes se incorporarán a las tareas de extinción desde el aire dos nuevos hidroaviones solicitados al Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico.

LOS TRABAJOS SE CONCENTRARON EN EL FLANCO IZQUIERDO

Los efectivos terrestres y aéreos se han concentrado desde primera hora de la mañana en el flanco izquierdo del incendio, donde se trabaja con mayor intensidad.

El avance del fuego hacia el norte, Parque Nacional de El Teide, permanece vigilado por las brigadas forestales, pero no se ha podido actuar.

Asimismo, la atención se centra en el flanco sur e interfaz para evitar afectación a zonas pobladas y flanco oeste, en la zona del barranco de El Río, por donde podría avanzar el fuego debido a las condiciones meteorológicas de viento y humedad en la zona.

Por el momento no hay cortes o cierres de carreteras en el municipio, aunque algunas presentan problemas de visibilidad por el humo que genera el fuego y se ha recomendado a la población no circular por las vías cercanas para facilitar el tránsito de los vehículos de emergencias.

La dirección de la emergencia continúa en manos del Gobierno de Canarias, en aplicación del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Incendios Forestales en la Comunidad Autónoma de Canarias (INFOCA).