martes, 22 junio 2021 02:41

Madrid está “preparada” para empezar a aplicar segundas dosis con AstraZeneca

La Comunidad de Madrid está “preparada” para empezar a administrar segundas dosis a aquellos que recibieron ya la primera de AstraZeneca, que cifra en torno a 41.000 personas que ya deberían haber citados para completar la pauta.

Así lo ha explicado el consejero de Sanidad en funciones, Enrique Ruiz Escudero, en la rueda de prensa de valoración de la situación epidemiológica celebrada este viernes, donde ha indicado que “aunque no podría ser para mañana”, aplicarán la “mayor inmediatez” que permita el sistema de citación, que se organiza con cierta “distancia” para que los madrileños puedan reubicar sus agendas.

Escudero ha remarcado que la postura de la Comunidad sigue siendo la de completar la pauta con una segunda dosis de AstraZenca y ha insistido en que el “criterio técnico” lo avala por la Agencia Europea del Medicamenta (EMA) y la ficha técnica de esta marca.

PIDE AL EJECUTIVO CENTRAL “MAYOR CELERIDAD”

“Las 41.000 personas no han sido llamadas por el retraso interpuesto por Sanidad. Ha impuesto este retraso sin respaldo científico y el consentimiento informado debería entregarse a aquellos que optasen por una segunda dosis de Pfizer”, ha recalcado. El Comité de Bioética se espera que se pronuncie sobre el mismo este viernes, ante lo que Escudero ha subrayado que quieren “poner las segundas dosis cuanto antes” y sería “mejor mañana que pasado”, por lo que debería “pronunciarse con la mayor celeridad”.

En este punto, ha reclamado que se entregue el “aval documental” a la decisión de abrir la puesta a una vacunación heteróloga –con dos marcas distintas–, lo que, además, generaría un reajuste organizativo y logístico porque cada una de ellas tienen requisitos de conservación distintos.

Ha advertido, además, de que si hubiera algún problema derivado de la combinación de marcas en una misma pauta de vacunación la responsabilidad sería “de quien toma la decisión”, que considera “fuera de lógica” y ha cargado contra el Ministerio pro “generar confusión” al haber cambiado “cuatro veces” de criterio en torno a AstraZeneca, tanto en los grupos a los que se podía administrar como con si se podía o no inocular esta marca.