lunes, 21 junio 2021 17:19

Belarra llama a retomar la meta de lograr un Podemos hegemónico

La ministra de Derechos Sociales y aspirante a liderar Podemos, Ione Belarra, ha asegurado este sábado que “no se conforma” con ser “fuerza minoritaria” en el Gobierno y su objetivo es situar a las formación morada como primer partido progresista del país, frente a aquellos que les tratan de “dar por muertos otra vez”.

Y en esa meta para “crecer en votos” una condición indispensable es “exigir” que se cumpla el acuerdo de gobierno con el PSOE “hasta el último milímetro y la última letra”. De hecho, ha sentenciado que si Unidas Podemos fuera la formación mayoritaria en el Ejecutivo ya estaría derogada la ‘ley mordaza’, los “beneficios caídos del cielo” para las eléctricas y estaría aprobada desde hace mucho tiempo la ley de vivienda, con regulación del precio del alquiler.

También ha destacado que tienen a la “mejor candidata” para alcanzar la Presidencia del Gobierno, como es la vicepresidenta tercera y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, y se ha comprometido en “dejarse la piel” para lograr que “llegue a la Moncloa”.

Así lo ha trasladado en la presentación de su candidatura para convertirse como nueva secretaria general de Podemos, bajo el lema ‘Crecer’, y respaldada por los principales dirigentes del partido.

De hecho, la candidatura de Belarra ha exhibido músculo al estar arropada por la ministra de Igualdad, Irene Montero, los secretarios de Estado Noelia Vera y Nacho Álvarez, los coportavoces del partido Isa Serra y Rafa Mayoral, el cofundador de Podemos Juan Carlos Monedero, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos en el Congreso, Pablo Echenique, y dirigentes territoriales como Pilar Lima (Valencia), Martina Velarde (Andalucia), Antón Gómez-Reino (Galicia), Javier Sánchez (Murcia), Pablo Fernández (Castilla y León), entre otros asistentes.

La principal aspirante a abanderar el partido ya ha reunido hasta tras 12 horas de hoy un total 4.131 avales, ocho veces más de lo exigido para formalizar su candidatura, y el mayor volumen de respaldos alcanzado en todas las asambleas ciudadanas de Podemos.

AGRADECIMIENTO A PABLO IGLESIAS

Belarra ha iniciado su intervención con palabras de agradecimiento al exsecretario general del partido Pablo Iglesias “por todo lo que ha dado” a este proyecto político. “Sin ti Podemos no se entendería”, ha enfatizado la ministra para destacar que de él han aprendido durante su etapa al frente de la formación “lo más importante”, que es “tomar el camino correcto” aunque “no sea el más sencillo”.

A su vez, ha aseverado que esa lección que ha dejado Iglesias les permite “mirar el futuro” y avanzar en esta “herramienta” política “sencilla” pero “poderosa” que es Podemos. Por tanto, “van a estar a la altura” de esos millones de personas que confían en Podemos.

De momento, ha relatado, han demostrado que se puede gestionar la crisis del Covid-19 de forma radicalmente diferente a la de 2008 al impulsar medidas destacadas del ‘escudo social’ para proteger a la población vulnerable, como el mecanismo de los ERTE para preservar empleos o la prohibición de desahucios y cortes de suministros a la población vulnerable.

Pero también ha reivindicado que no están aquí “solo para parar el golpe” y ha ensalzado la labor de su espacio político, que está impulsando leyes “ambiciosas”, como la normativa de Protección a la Infancia (ley Rhodes) y de ‘Solo sí es sí’.

PODEMOS EN CRECIMIENTO, FEMINISTA Y MÁS “ENRAIZADO” EN LAS CCAA

Sin embargo, ha enfatizado que “no se conforma” y que cuando dejó su trabajo de investigadora en la universidad pública hace siete años “no fue para gobernar en minoría” sino para “ganar las elecciones”. De esta forma y gracias a Iglesias, la aspirante a dirigir Podemos ha pronosticado que están “en las mejores condiciones” para “retomar” ese objetivo de ser la “primera fuerza progresista”.

Por tanto y conscientes de esa “fuerza” de la formación morada, Belarra ha descrito que algunos van a intentar decir que “están muertos” y, para contravenirles, se necesita un Podemos “más feminista”, “enraizar” al partido “más que nunca” en los territorios, mayor apertura a la sociedad civil y “abrirse” a alianzas con las fuerzas progresistas “hermanas”.

Tras marcar como un elemento esencial de la nueva etapa el “feminizar” los nuevos liderazgos en Podemos, la ministra ha dejado claro que su afán es “llevar a Podemos más lejos que nunca”, para lo cual hay que “hablar y escuchar con todas las lenguas y acentos” de este país. “Vamos a ganarlo todo”, ha trasladado para añadir que es el momento del “protagonismo” de la militancia.

Sobre todo tiene claro que para aumentar el respaldo electoral de un partido que aspira a seguir gobernando es exigir el cumplimiento del acuerdo con el PSOE en el Ejecutivo de coalición.

“O no pensáis que si Podemos fuera la fuerza mayoritaria en el Gobierno no se habría acabado ya con los beneficios caídos del cielo a las eléctricas o se habría derogado ya la ley Mordaza, que sigue vigente todavía después de ocho años (…) Todo eso ya estaría hecho si Unidas Podemos fuera la fuerza mayoritaria”, ha trasladado la ministra, quien además ha dicho que si fuera ella la responsable de llevar al Consejo de Ministros la ley de vivienda, ya estaría aprobada hace mucho tiempo y habría regulación del precio del alquiler y prohibición de desahucios sin alternativa habitacional.