miércoles, 23 junio 2021 04:24

Laya defiende el acceso equitativo a las vacunas para todos los países

el corte ingles

La ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha defendido la necesidad de trabajar por un “acceso equitativo a las vacunas para todos” y ha rechazado las visiones “cortoplacistas”. “No puede ser que haya países en el mundo que todavía no han recibido una sola dosis de vacuna. Esto es inaceptable, porque si no protegemos a todos estos ciudadanos, tampoco vamos a estar nosotros protegidos”, ha advertido.

González Laya ha participado este sábado en San Sebastián, junto a la secretaria general del PSE-EE y vicelehendakari, Idoia Mendia, y la presidenta de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, Iratxe García, en una mesa redonda bajo el lema ‘Cumplimos con Europa’.

En su intervención, se ha mostrado convencida de que la pandemia ha revelado de la necesidad de “invertir más y mejor en políticas publicas”. En ese sentido, ha afirmado que, “frente a aquellos que desmantelaban las políticas públicas, que privatizaban los servicios públicos, que decían que había que recortar en Sanidad o en Educación”, una de las “lecciones” de esta crisis es “la importancia de las políticas públicas serias y bien financiadas”.

La ministra, de este modo, ha resaltado lo importante que está siendo la Sanidad pública en “escalar la vacunación a los ciudadanos”. “Si vamos a la cabeza de la vacunación en Europa no es porque seamos más listos, sino porque tenemos unos servicios públicos de salud de gran calidad que son capaces de ponerle la vacuna a más de 600.000 ciudadanos en un día”, ha remarcado.

Por ello, ha insistido en que la inversión en políticas públicas es algo que hay que “integrar muy bien” tanto en los presupuestos españoles como en los europeos.

Para la titular de Asuntos Exteriores, la “segunda lección” que hay que sacar de esta crisis del Covid-19 es que “nos falta, también a nivel internacional, músculo, reglas de juego, resiliencia”. De esta manera, ha considerado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) es “un gendarme que hay que reforzar”.

“Necesita más independencia de los países, de los estados miembro, más capacidad de reacción, poder darle al botón de alarma cuando ve que está llegando una pandemia”, ha sostenido, al tiempo que ha recordado que España está “liderando en Europa que se dote a la OMS de una ley de pandemias, de un tratado internacional que nos ayude a identificar y a responder a una pandemia con mucha mayor prontitud”.

Asimismo, la ministra ha subrayado que “si queremos salir de esta pandemia rápido, hay que vacunar a todos rápido” y ha incidido en que “no basta solo con proteger a los españoles, con comprar vacunas solo para los ciudadanos europeos”. Por ello, ha defendido la necesidad de trabajar por un “acceso equitativo a las vacunas para todos”.

De este modo, ha puesto en valor el Plan presentado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ante los países miembros de la UE, un proyecto “pensado y reflexionado para conseguir escalar la producción de vacunas y conseguir su distribución y su inoculación lo antes posible”.

“No puede ser que haya países en el mundo que todavía no han recibido una sola dosis de vacuna. Esto es simplemente inaceptable, pero además es muy cortoplacista porque si no protegemos a todos estos ciudadanos, tampoco vamos a estar nosotros protegidos”, ha advertido.

En esa línea, ha abogado por la “flexibilización al máximo de las reglas de propiedad intelectual de patentes, con una escalada masiva de la producción, transfiriendo tecnología a lugares de producción que existen en el mundo y que ahora no están produciendo, y con una distribución acelerada”.

Además, ha reclamado más financiación en mecanismos internacionales como Covax, organismo del que España es miembro fundador, como otra de las “respuestas inmediatas” que “la social democracia tiene que liderar en el mundo”. “Esto no va de individualismo y de libertad individual, esto va de proteger a todos los ciudadanos si lo que queremos es salir pronto de esta pandemia”, ha aseverado.

REGIONES

Por otro lado, Arancha González Laya ha resaltado el uso de la “cogobernanza” que se ha hecho en España para gestionar la pandemia, para que “las decisiones y la gestión de cuestiones que estaban más cercana al territorio y a los ciudadanos del mismo estuvieran gestionadas en ese territorio”.

A su juicio, este ejercicio de cogobernanza ha sido una de las “claves del éxito” del Estado español en gestionar la pandemia, poniendo como ejemplo que se hayan mantenido abiertas las escuelas desde septiembre del año pasado cuando “el resto de nuestros vecinos tenían las escuelas cerradas”, o gestionando “espacios de movilidad”.

“El éxito ha sido entender que el nivel adecuado para gestionar esta pandemia era la Comunidad Autónoma y dotarla de una capacidad para responder”, ha defendido la ministra de Asuntos Exteriores, quien ha destacado que en la UE “las regiones están mejor situadas que los países para gestionar cuestiones que son más cercanas al individuo”.

Para González Laya, “esto es lo que tenemos que potenciar también dentro de la arquitectura europea”. No obstante, ha apuntado que el sentido de que las regiones tengan un papel más importante en “gobernar las cosas que le son más cercanas” es desde un punto de vista “de eficiencia, de eficacia de la respuesta”.

“Lo que me parece que es más dudoso y difícil en Europa es buscar hacer de eso un argumento no de cogobernanza, sino de independencia. No nos olvidemos de que no vivimos en el mundo de la independencia, sino en el de la interdependencia. Este es el sentido que le tenemos que dar al papel de las regiones en Europa, le tenemos que dar más papel a lo municipal, más rol, más financiación, más competencias pero con un sentido de mayor eficacia en la gestión”, ha subrayado.

FISCALIDAD

Por su parte, la presidenta de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo, Iratxe García, ha resaltado que la fiscalidad es “esencial” y apostado por el carácter “redistributivo” de la misma para hacer frente al “gran plan de inversión” que se ha puesto en marcha en Europa y para el que son necesarios “recursos”.

García se ha felicitado por que se están dando “pasos para una fiscalidad europea” y ha destacado que habrá que “hablar de otros impuestos como el de transmisiones financieras, que hoy ya está en agenda”.

Además, ha incidido en la importancia que los nuevos criterios tengan también una base “medioambiental” y “social”, al tiempo que ha defendido que las políticas que se pongan en marcha no sean “solo una respuesta a una crisis determinada, sino que continuemos con esta misma política en los próximos años”.