viernes, 25 junio 2021 07:03

Varias manifestaciones censuran el “adoctrinamiento nacionalista” en Valencia

La plataforma Hablamos Español ha celebrado este sábado varias manifestaciones en Castellón, Valencia, Alicante y Requena-Utiel para defender la libertad de elección de la lengua vehicular entre las oficiales en la enseñanza y para reivindicar una enseñanza “libre de adoctrinamiento nacionalista” y una función pública “sin aranceles lingüísticos”. En este sentido, han censurado el “chantaje lingüístico” del Consell en materia de educación.

Asimismo, ha abogado por la recuperación de la oficialidad de los topónimos en castellano, el bilingüismo en la administración o la apertura de las ayudas a los creadores en cualquiera de las lenguas oficiales.

En la ciudad de Valencia, la marcha, en forma de caravana de vehículos, ha partido del paseo de la Alameda y ha recorrido las calles Colón, Xàtiva y Guillem de Castro, entre otras, hasta llegar a las Torres de Serranos, donde algunos de los asistentes han desplegado carteles con lemas como ‘Libertad de elección de la lengua’ o ‘STOP dictadura lingüística’ y han mostrado banderas de España.

A la marcha se han sumado representantes del PP, Cs y Vox. En el primer caso han sido el diputado en Les Corts Valencianes y secretario general del PP de València, Juan Carlos Caballero, la concejala del Grupo Municipal Popular en el Ayuntamiento de València Julia Climent y el concejal del PP y diputado provincial Juan Giner Corell.

“Nosotros hablamos orgullosos el valenciano pero también el castellano. La política que está llevando esté Consell es el de la imposición del valenciano y la de la erradicación del castellano. Y queremos que los valencianos tengan la libertad para elegir a qué centro quieren llevar sus hijos a estudiar y en qué lengua”, ha afirmado Caballero, que ha recriminado el “chantaje lingüístico que aplica el Consell”. “Queremos que nuestros estudiantes hablen castellano, valenciano e inglés y no arrinconar a una de las lenguas a costa de otra”, ha añadido.

Por otro lado, ha garantizado que el PP “eliminará el requisito lingüístico que ha impuesto el Botànic para acceder a la Función Pública”. “Lo vamos a eliminar cuando gobernemos porque queremos que en nuestra Administración estén los mejores profesionales y no los que hablen una lengua o otra”, ha manifestado.

“IMPOSICIONES”

Por su parte, la síndica de Ciudadanos (Cs) en Les Corts Valencianes, Ruth Merino, ha criticado las “imposiciones del tripartito”, que “impide a muchos niños valencianos estudiar en la lengua que quieren” y ha defendido la “absoluta libertad de todos los ciudadanos para elegir el idioma en el que estudiar y expresarse”.

Así se ha pronunciado Merino, que también ha asistido a la marcha en Valencia junto a la diputada autonómica Patricia García, el portavoz de Cs en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, y la portavoz de Cs en la Diputación de Valencia, Rocío Gil.

“Los valencianos contamos con la riqueza de tener dos lenguas oficiales, que en ningún caso deberían suponer un enfrentamiento ni ser usadas para separarnos, sino para unirnos”, ha añadido la síndica, quien ha reiterado que Cs “defiende el valenciano y está a favor de impulsarlo, pero, ante todo, está la libertad y el derecho constitucional de las personas para elegir la lengua que prefieran”.

Giner, por su parte, ha reiterado que Cs “va a estar allá donde esté libertad” y ha puesto en valor el valenciano y el castellano. “Por eso precisamente no se puede excluir un idioma respecto al otro y tampoco imponerlo”, ha apuntado, al tiempo que ha defendido que las lenguas “sean un valor añadido en el desempeño de un puesto laboral, pero no un requisito excluyente”.

Finalmente, el presidente y portavoz adjunto del grupo parlamentario de Vox, José María Llanos, ha reclamado una educación “en libertad en todos los ámbitos” y “sin adoctrinamiento” y que los padres “puedan elegir la educación de sus hijos”. “La mejor educación es en la lengua materna, queremos que elijan las familias, a diferencia del Gobierno. Los hijos no son del Estado, sino de los padres”, ha manifestado.

Asimismo, se ha mostrado “harto” de que “se imponga un valenciano normalizado que es catalán” en la Comunitat Valenciana y, además, de forma “inaceptable”. “Algunos niños pueden estar estudiando catalán en la Comunitat Valenciana pero se les dan otras asignaturas en ese valenciano normalizado”, ha añadido.