lunes, 14 junio 2021 02:29

Sánchez huye de Ayuso y se agazapa detrás de un plasma en Fitur

Es raro, pero a veces, Fitur es un punto de encuentro de aquellos de no quieren encontrarse. Este es el caso de Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso que han coincidido a la misma hora y en el mismo pabellón sin ni siquiera saludarse. Presidente y presidenta en funciones se han evitado a toda costa, ambos tenían actos cerrados a las 11 de la mañana del viernes 21 de mayo, sin embargo, los dos se han retrasado para evitar encontronazos incómodos. El jefe del Ejecutivo nacional y la líder autonómica han estado toda la mañana en stands enfrentados, toda una casualidad.

ha retransmitido su discurso a través de un plasma gigante al que, naturalmente, no se podían hacer preguntas puesto que una pantalla no te va a contestar

Mientras Isabel Díaz Ayuso celebraba el Día de Madrid en Fitur acompañada de las más importantes autoridades madrileñas, Pedro Sánchez acudía al espacio de Turespaña acompañado de las ministras Carolina Darías y Reyes Maroto. Con el objetivo de no coincidir, Pedro Sánchez se ha escondido es una especie de “teatro romano” hecho con material de Feria para dar la espalda al stand de Madrid y ha retransmitido su discurso a través de un plasma gigante al que, naturalmente, no se podían hacer preguntas puesto que una pantalla no te va a contestar.

Pero la presidenta de la Comunidad de Madrid tampoco ha puesto de su parte y nada más finalizar el acto ha organizado una pequeña rueda de prensa en el otro lado del stand gracias a un atril con un triste micrófono improvisado a última hora. Todos los esfuerzos del gabinete de Ayuso han ido orientados a la consecución de un objetivo: no coincidir con Sánchez. Y así ha sido, porque, como decía Ayuso, “en Madrid no tendrás que tener que reencontrarte con un exnovio” ni tampoco tendrás que encontrarte con tu adversario.

LA TENSIÓN ENTRE SÁNCHEZ Y AYUSO

Que Pedro Sánchez e Isabel Díaz Ayuso no se llevan bien, es una verdad como un templo. Una realidad como que la presidenta ha ganado las elecciones en Madrid. Los enfrentamientos entre ambas autoridades han sido múltiples y no hay declaraciones a los medios en las que no aprovechen para tirarse tierra el uno encima del otro.

Parece un divorcio sin acuerdo, con la única diferencia de que no son un matrimonio sino que representan a un país y a la capital del mismo. En vez de cooperar y trabajar juntos en tiempos tan difíciles como los que se están atravesando deciden tirarse los trastos a la cabeza para hacerse con el electorado.

Fuentes políticas confirman algo que se reflejo en las urnas: Isabel Díaz Ayuso se ha convertido en una líder nacional aclamada por el electorado. Al menos por el madrileño. “Ayuso se ha comido a Casado y eso les va a generar un problema interno“, dicen estas mismas fuentes. Sus continuas mediciones con Sánchez la han hecho elevarse al nacional, sin embargo Ayuso sigue felizmente en la Comunidad y en las próximas semanas será, previsiblemente, investida gracias a la abstención de Vox.