viernes, 18 junio 2021 11:56

Eurovisión: los motivos por los que España siempre hace el ridículo

Otro año más, España ha quedado en uno de los peores puestos en el Festival de Eurovisión, a pesar del empeño y el entusiasmo de nuestro representante Blas Cantó, parece que desde hace más de un lustro, es imposible levantar la clasificación por encima del 20º puesto. No ha sido una sorpresa, ya que las apuestas y las previsiones lo tenían más que claro, y desde hace días se apuntaba a Italia como una de las favoritas y España quedaba situada en la cola.

CRÓNICA DE UN FRACASO ANUNCIADO

Ha sido la crónica de un fracaso anunciado, al igual que la pasada edición con Miki Nuñez, que quedó en el puesto 22, la anterior con Amaia y Alfred, que clasificaron en el 23º, o el tristísimo último puesto de Manuel Navarro en 2017. Y así podríamos remontarnos toda la década, exceptuando los honrosos puestos de Ruth Lorenzo y Pastora Soler, que consiguieron encajarse en el top ten. Eurovisión 2021 se suma a la lista de fiascos, con seis tristes puntos (cuatro de Bulgaria y 2 de Reino Unido) y una antepenúltima posición, es decir, el 24, de 26 candidatos. Pero, ¿cuál es el motivo por el que España siempre termina humillada en esta popular gala europea?