lunes, 21 junio 2021 00:05

Alonso ha pedido cambios a Alpine para seguir mejorando

Parece ser que otro año más se puede conocer el campeón de la temporada con anterioridad. Los pronósticos deportivos del motor lo tienen claro y apuestan por el británico, Hamilton, para levantar su octavo título, sin embargo, como ya se sabe en esta competición, siempre puede haber sorpresas. Por otro lado, Fernando Alonso volverá a competir en Mónaco, fecha marcada en el calendario por las peculiaridades de este circuito estrecho situado en las calles de la ciudad.

Llega la caravana del mundial de la Fórmula 1 a Mónaco tras un fin de semana complicado en el Gran Premio de Montmeló (GP de España). Esos días fueron muy complicados para Alonso, que para el esperado GP de este fin de semana ha sugerido ágilmente a sus ingenieros un cambio en la “dirección asistida” de su vehículo para conseguir un mejor equilibrio del monoplaza en pista, lo que da a entender que veremos a un entusiasmado Fernando en el GP de Mónaco este año. El español años atrás, en 2006 y 2007 concretamente, tanto con Renault como con McLaren demostró su talento con victorias que marcaron la historia del Mundial.

La pista de la ciudad de Mónaco es compleja y cuenta con una dificultad añadida, que es la complicación con la que se encuentran los pilotos en el momento de adelantar, siendo esta una tarea casi imposible. El asturiano es conocedor de lo que es estar en lo más alto del cajón de este principado de Mónaco, en el que arriesgar por una estrategia clasificatoria o gestionar el tráfico en carrera puede ser lo que lleve al triunfo a los pilotos más arriesgados el día de la competición.También sabemos que los errores en esta pista se pagan muy caros y las consecuencias pueden llegar a ser muy negativas para la clasificación. Una cosa está clara y es que la historia de estas calles nos indican que los pilotos marcarán la diferencia como lo han estado haciendo hasta el momento.

Las posibilidades de que en esta carrera Alonso llegue a lo más alto del cajón son bajas, pero en la escudería son conscientes de que algo puede ocurrir y que como consecuencia de ello se pueda cambiar el rumbo de la temporada, ya que en esta carrera se dan las circunstancias perfectas para aprovechar cada una de las oportunidades que muy seguro se van a presentar.

Está claro que este circuito es especial para Fernando Alonso. Este explica en un comunicado previo al Gran Premio que la clasificación en esta carrera será muy importante, como lo ha sido también en las anteriores. Por este motivo, el piloto deberá mejorar al máximo el rendimiento de vuelta rápida con neumáticos nuevos, ya que de esta forma podrá ser que consiga estar delante en la parrilla de salida. Por otro lado también, su gestión con el tráfico será un a habilidad decisiva.

El director ejecutivo de Alpine, Marcin Budkowski, asegura que tras un año 2020 nefasto para la F1, es fantástico volver a tener en el calendario la carrera de Mónaco. Es cierto que los propios ingenieros de Alpine confían en que los monoplaza podrán ir rápidos en este circuito, ya que estos se adaptan mejor en curvas realizadas a baja velocidad.

En definitiva, las características más importantes que deberán cumplir los coches el próximo fin de semana son principalmente la de mantener el equilibrio adecuado en la carga aerodinámica, conseguir el máximo de grip y sobre todo alcanzar la mayor tracción del monoplaza en el paso por curva. Además, las escuderías saben que los pilotos son claves y que lo mejor será conseguir que tanto piloto como coche den lo máximo posible. Por otro lado, el Gran Premio de Mónaco es un circuito en el que los pilotos tardan en acostumbrarse a conducir rozando los muros, así que estos deberán ser conscientes de ello para poder alcanzar la victoria