domingo, 13 junio 2021 20:09

El Gobierno urge al nuevo Govern a retomar la mesa de diálogo y prevé que Sánchez reciba a Aragonés

La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha instado este martes al nuevo Ejecutivo de Cataluña a pedir que se retome lo antes posible la mesa de diálogo, y ha reconocido que es posible que antes se produzca una reunión entre el presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, y el de la Generalitat, Pere Aragonés.

Así lo ha asegurado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, en la que ha señalado, no obstante, que ambas citas las tiene que solicitar el Govern, y ha desvinculado por completo esta agenda del diálogo de la tramitación de los indultos.

No obstante, fuentes del Ejecutivo reconocen que siguen viendo a Junts reticente a la hora de retomar esa mesa de diálogo, como ya lo fue a la hora de ponerla en marcha hace más de un año. Por ello, confían en que ERC logre de nuevo convencer a sus socios de gobierno, y se pueda fijar ya la segunda reunión de este órgano.

De momento, las fuentes consultadas explican que Sánchez y Aragonés ya se han puesto en contacto, tal y como señaló también este lunes el nuevo presidente catalán, y ahora en Moncloa esperan a que éste solicite formalmente ser recibido por Sánchez y la reactivación de la mesa de diálogo.

VEN AL ARAGONÉS DISPUESTOS AL “REENCUENTRO”

En todo caso, la portavoz del Gobierno ha afirmado en la rueda de prensa que lo importante no es quién llame antes sino que se retome el diálogo, y ha destacado el “mensaje de llamamiento al reencuentro” que, a su juicio, ha trasladado el nuevo presidente catalán, al margen de la “simbología” independentista que ha rodeado su investidura.

“Nuestro interés es que esa mesa de diálogo se reúna a la mayor brevedad posible con independencia de la reunión bilateral que se pueda mantener de forma obligada o de cortesía cuando un presidente ha tenido un nuevo nombramiento”, ha afirmado Montero tras el Consejo de Ministros.

A este respecto, Montero ha reconocido que más allá de la cuestión protocolaria, es más fácil que se reúnan antes los dos presidentes, por una cuestión de cuadrar sus agendas. “Pero el Gobierno está con la mano tendida por supuesto”, ha insistido, antes de lamentar que “ya se ha perdido mucho tiempo”.

“La situación necesita un cauce para que se pueda producir”, ha recalcado, tras señalar que el Gobierno siempre ha manifestado su intención de volver a sentarse con Cataluña cuanto antes. “Lo importante es retomar nuestra agenda, y eso pasa por la convocatoria de la mesa”, ha ahondado.