sábado, 19 junio 2021 09:31

“Los hombres somos unos machistas”: así se estudia Lengua en Andalucía

el corte ingles

Las polémicas sobre la ideologización de, entre otros asuntos, el género, siguen trayendo cola día tras día y teniendo su eco en las redes sociales, sobre todo en Twitter. La última ha sido a cuenta de una polémica frase que se usa como ejemplo para una lección de Lengua y que aparece en el libro de Lengua Castellana y Literatura (Proyecto Ítaca Andalucía) de 1° de Bachillerato y perteneciente a la editorial Sansy Ediciones.

En una de las páginas del libro escolar, la 277 concretamente, en la columna de “Discordancias”, ponen como ejemplo de primera persona del plural la siguiente frase: “Los hombres somos unos machistas”. Pero la cosa no acaba ahí, porque la misma frase sirve ya para los posteriores ejemplos en segunda persona, tercera, etc.

Piden explicaciones a Irene Montero

Todo ello se expone en un reciente tweet de la cuenta ‘La Reunión Secreta’, donde interpelan directamente a Irene Montero para que explique, en calidad de ministra de Igualdad, esta frase o frases impresas en un libro de texto de Andalucía y que va más allá incluso de un adoctrinamiento.

Los internautas no tardaron en reaccionar al tweet, con opiniones como siempre encontradas, indignados, quitando hierro al asunto o eximiendo de responsabilidad a Irene Montero.

No fueron los únicos en denunciar el polémico libro de texto en Andalucía

andalucía

Otros señalaron que ya habían denunciado en Andalucía este particular como presunto delito de odio hacia los hombres, incitando además a los niños ejercerlo. Es lo que expuso un abogado de familia y mediador sevillano hace unos días:

En este caso hubo otro frente habitual de uno y otro lado, aunque con razón en muchos casos, como es el del posible fake:

Pero el hecho estaba confirmado totalmente ya que la propia editorial recogió el guante de la denuncia y queja, afirmando que se trataba de una errata, algo difícil de creer ya que se repite durante todo el ejemplo una y otra vez. También tranquilizaban advirtiendo que era un libro de texto promocional, no distribuido en Andalucía masivamente aún en las escuelas y que ya se había rectificado y solucionado:

Muchos tuiteros quitando hierro al asunto

También hubo muchos que quisieron minimizar el hecho acecido en Andalucía, tachándolo de demagogia o de una importancia menor:

Otros hilaban más fino y apuntaban que la responsabilidad de todo esto, o al menos a quien debían de interpelar, no era a Irene Montero sino a la ministra de Educación, Isabel Celaá. Es más, siendo estrictos apuntaban a que la responsabilidad última, al tener Andalucía, como todas las comunidades autónomas, la competencia de educación, era el consejero correspondiente de la Junta.

Irene Montero no se ha pronunciado

Lo cierto es que la ministra de Igualdad no atendió el requerimiento en Twitter y a pesar de su intensa actividad en esta red social, no respondió a esta polémica. Irene Montero siempre es uno de los miembros del Gobierno más señalados no sólo por este tipo de denuncias y hechos, sino por sus propias declaraciones en materia de igualdad, lenguaje inclusivo y lucha de género.

Ante este tweet y sumando todo ello, muchos tuiteros aprovecharon también la coyuntura para meterse con o burlarse de la ministra y miembro de Unidas Podemos.