domingo, 13 junio 2021 18:59

El PP abona Pozuelo para la llegada de Enrique Ruiz Escudero: Quislant, en el punto de mira

La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant, está en el punto de mira. No es algo nuevo ni mucho menos, pues su polémica gestión marcada por el parking del Parque Forestal Adolfo Suárez, además de otras lindezas, no son del agrado del Partido Popular. En cualquier caso, la idea que deslizan desde el PP es que Pozuelo de Alarcón es el maravilloso lugar de retiro de uno de los pesos pesados de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso. La idea que sopesan en el PP de Madrid es que el premio de jubilación del bregado consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, sea la alcaldía de Pozuelo. Y en ese sentido, Quislant estaría de paso a la espera de que el consejero se presente como candidato a la alcaldía de las elecciones municipales de Pozuelo de Alarcón de 2023.

El consejero de Sanidad es el presidente del Partido Popular de Pozuelo de Alarcón y miembro de la Junta Directiva Regional. Vamos, que es el amo y señor del PP en el municipio en el que Quislant, según la percepción del partido, está socavando la imagen de los populares. En cualquier caso, el paso de Ruiz Escudero como consejero tiene los días contados aunque ahora sea el gran premiado por la gestión de la pandemia. Es cierto que le hecho de que Ayuso haya arrasado en las elecciones ha dado un balón de oxígeno a Quislant, pero no por mucho tiempo. Dos años y elecciones. ¿Y después? Puede que Escudero baje a los infiernos municipales o que directamente eche a Quislant del puesto con vistas a que no le erosione su hipotética candidatura. Pero fuentes del PP indican que para Ruiz Escudero es un buen plan presentarse como candidato popular a la alcaldía en las elecciones municipales de 2023.

Ayuso es consciente de esta situación y ve con buenos ojos abonar Pozuelo estos años para Escudero. Sería una salida honrosa para quien ha dado tanto a la Comunidad de Madrid y al PP de la capital, que a partir de poco tiempo presidirá casi con toda seguridad Isabel. El único problema es que Quislant siga con sus aventuras al frente de la alcaldía. Lo del parking es solo un detalle, porque a nivel interno hay otros problemas como la ansiosa hambre de la alcaldesa del municipio más rico de la Comunidad por devorar jefes de prensa (lleva nueve en cinco años).

El miedo en el entorno de Escudero es que las siglas le pesen más de la cuenta en 2023. Si Quislant continúa en esta línea en un municipio donde la Gürtel aún estigmatiza a los populares, puede que el retiro del honorífico consejero de Sanidad no sea como espera.

Ayuso, por el momento, no guarda ningún especial cariño por la regidora de Pozuelo, a la que aún no ha reconocido en público ningún mérito ni le ha dado ninguna palmadita en la espalda por su gestión. Es alguien invisible para la Comunidad de Madrid hasta el extremo de que cuando preguntas por Susana Pérez Quislant en el núcleo duro de la autonomía la respuesta es: “¿quién?”. Cualquiera diría que se trata de una regidora de un municipio como Collado Mediano, Los Molinos o cualquier otra localidad menor, pero no es así. Es el más rico de la Comunidad de Madrid. El problema es que su figura política no salpica los medios de comunicación para traer buenas noticias.

El consejero de Sanidad vive ahí y quiere volver a su municipio. No ha soltado la presidencia del PP en Pozuelo y eso es toda una declaración de intenciones, según apuntan fuentes de la Consejería de Sanidad. El problema es si dará el salto a las elecciones municipales como golpe de efecto o se la jugará a permanecer en la Comunidad de Madrid en un momento de reconstrucción de los servicios tocados por el coronavirus. En cualquier caso, no parece que Quislant esté calentando el asiento de forma adecuada. Y lo peor de todo es que la tensión que hay en el gabinete de la alcaldesa deja claro que hasta ellos mismos esperan el hachazo del PP.

LA DEVORAJEFES DE PRENSA

No sabemos con exactitud si les “odia” o si directamente le gusta consumirlos por renovar su imagen de cara a los medios de comunicación. La alcaldesa de Pozuelo de Alarcón, Susana Pérez Quislant (PP), tiene una curiosa obsesión con los jefes de prensa. Fuentes del ayuntamiento consultadas aseguran que a la actual dirigente de comunicación no mantiene una buena relación con la alcaldesa. Pero lo cierto es que esta “rezagada del consistorio” es la número nueve de los últimos cinco años. Vamos, que la regidora de este municipio madrileño lleva una media de dos jefes de prensa por año. ¿Qué tiene Pérez Quislant para que le duren tan poco los responsables de prensa? Desde MONCLOA.com no nos atrevemos a mencionar el nombre de quien actualmente ostenta el cargo por responsabilidad, pero los números y la trayectoria de la alcaldesa de Pozuelo no son favorables a la que no puede ser nombrada.

Quislant

Hay una de los nueve “nazgul” de prensa de Pozuelo que ha repetido en el cargo. Vamos, que Pérez Quislant la ha relevado de su cargo en dos ocasiones. En cualquier caso, llama la atención que la regidora de Pozuelo haya tenido hasta siete jefes de prensa diferentes desde que ostenta el cargo. Hablamos de Javier Romera, Pablo Muñoz Gabilondo, Alberto Tomé, Laura Pérez de Ziriza, César Sinde, Óscar Modrego y Almudena Murillo (la prefe de Pérez Quislant a la que ha despedido en dos ocasiones). No tienen anillo, pero juntos forma el reino de los jefes de prensa de Pozuelo que no han conseguido contentar el hambre mediática de la alcaldesa del municipio madrileño.