lunes, 21 junio 2021 00:35

Villarejo dice que el PP “boicoteó” sus trabajos sobre Podemos para no hacer “daño” al PSOE

El comisario jubilado José Manuel Villarejo ha asegurado este jueves ante la comisión de investigación de la ‘operación ‘Kitchen’ en el Congreso que el PP le “boicoteó” los trabajos que realizó sobre Podemos porque pensaba que potenciar el partido que lideraba Pablo Iglesias haría “daño” al PSOE.

Villarejo ha contestado así al portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, que ha comenzado su interrogatorio censurado al excomisario por haber trabajado “arduamente” durante años para “intentar acabar” con su partido. “Y, como ve, seguimos aquí, y ahora estamos en el Gobierno de España”, ha dicho.

Frente a estas palabras, Villarejo ha recalcado que él no ha dedicado tiempo a “acabar” con la formación morada. De hecho, ha apuntado que, como ocurrió “a casi todos los españoles”, percibía a Podemos como un movimiento que despertó “simpatía” por lo que representaba en su día.

Incluso ha mostrado su respeto “profundo” por Podemos y por la labor que ha hecho sus responsables, con algunos de los cuales ha dicho haberse reunido.

“Otra cosa es que yo, como responsable de inteligencia, trabajara en analizar las relaciones preocupantes que hubo para España con el entorno de ETA y con los servicios secretos cubano y venezolano”, ha apuntado.

En todo caso, ha subrayado que los trabajos que sobre Podemos hizo en su día el PP, “con la genialidad que le caracteriza”, le “boicoteó” porque, según ha remarcado, “pensaban que de esa manera potenciaban a un grupo que iba a hacer daño al PSOE”. Pero “el PSOE, afortunadamente, lo tuvo claro e hizo lo que tenía que hacer”, ha remachado.

EL INFORME PISA, CORTAFUEGOS PARA NO INVESTIGAR MÁS

Según ha explicado, el llamado ‘informe PISA’ (Pablo Iglesias, S.A.) que se hizo desde la Policía contra Podemos y que la justicia desacreditó fue una “vacuna” que tenía por objeto “que no se investigara nada más”.

Sin embargo, ha dicho que mientras estuvo “enjaulado” tuvo el gusto de poder reunirse con el responsable de los servicios secretos venezolano, Hugo Carvajal, con quien ratificó una serie de informaciones de interés que tenían respecto de Podemos. Por ello, el comisario retirado se ha quejado de que no se le haya permitido declarar sobre este asunto en sede judicial.