martes, 22 junio 2021 03:54

Vox opta por “un gran acto político en Melilla” el 10 de junio

El secretario general de Vox España, Javier Ortega-Smith, ha anunciado la celebración en Melilla de “un gran acto político de Vox” el próximo 10 de junio “en defensa de nuestras fronteras”, después de que por segundo día consecutivo la Delegación del Gobierno haya desautorizado hasta tres permisos, en horas diferentes, de concentración en la Plaza de España “por motivos de seguridad” al ser contraprogramados por la asociación Stop Desahucios con el lema ‘Stop al racismo’.

Así lo ha manifestado en la tarde este jueves el propio Ortega-Smith en una rueda de prensa en el lugar donde se le había prohibido concentrarse, acompañado por tres diputados nacionales más de Vox y los dirigentes de la gestora del partido, mientras que en el otro lado de la acera había un grupo de unas quince personas portando una bandera republicana, en medio de un dispositivo policial formado por Policía Nacional y Policía Local que superaba ampliamente a los convocantes de la rueda de prensa y los integrantes de la contramanifestación al mismo tiempo, sin que produjeran incidentes.

Ortega-Smith ha destacado que “estamos acumulando las pruebas” de todas las actuaciones que está llevando a cabo la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh (PSOE), y las que pueda tomar si también intenta prohibir el acto del 10 de junio, para el que ya han pedido oficialmente autorización, por si fuesen constitutivos de un delito de prevaricación administrativa.

El número dos de Vox ha tachado de “inconcebible” lo que ha ocurrido durante las últimas 48 horas tras ser desautorizados “hasta en tres ocasiones” por la “delegada del gobierno socialcomunista” la celebración de un acto “en defensa de nuestras fronteras” tras los sucesos de la pasada semana, con la entrada de unos 10.000 marroquíes a Ceuta y 150 a Melilla

“QUE DETENGA A LOS CONTRAMANIFESTANTES”

El político ha rechazado los argumentos esgrimidos por la Delegación del Gobierno para prohibir sus concentraciones, después de que la responsable gubernamental alegara que no existe urgencia para convocar estos actos y por el riesgo de alteración del orden público por el hecho de que una asociación denominada ‘Plataforma Stop Desahucios’ hubiera solicitado concentrarse a las mismas horas del miércoles y jueves y mismo lugar que Vox.

Para el parlamentario nacional, esta forma de actuar de “una plataforma ciudadana de extrema izquierda” atenta contra el Código Penal, “al boicotear e interrumpir” con esa forma de proceder el acto de una organización política, “la tercera más importante de España”.

Javier Ortega-Smith ha señalado que la Delegación tendría que haber ordenado la detención de los contramanifestantes y no prohibir sus actos, porque advirtió que si continúan así “nos prohibirán también aterrizar en al aeropuerto de Melilla ni desembarcar en su puerto”.

Ante estos hechos, y después de que el miércoles anunciara que permanecerían en Melilla hasta celebrar su acto, han optado por “no permitir que la delgada siga poniendo excusas” y por solicitar una autorización con los diez días de antelación preceptivos, para organizar “un gran acto” el próximo 10 de junio en la Plaza de España. “No creemos que también lo desautorice la delegada del Gobierno porque están ya traspasando una línea roja en democracia” ante lo que considera “un abuso de poder de una Delegación del Gobierno que no puede pretender boicotear a Vox, como ya han hecho en Ceuta el pasado lunes y ahora en Melilla, y censurar como en las peores dictaduras a una fuerza política democrática como es Vox”.