martes, 22 junio 2021 06:12

Vox presenta una querella contra cuatro magistrados del TSJA por prevaricación

La Vicesecretaría Jurídica de Vox ha presentado una querella contra cuatro magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) –María Luisa Alejandre Durán, Julián Moreno Retamino, Roberto Iriarte Miguel, y María Luisa Fernández Camacho– ante el Tribunal Supremo por un delito de prevaricación en relación a la prohibición del acto previsto por esta formación en Ceuta el pasado lunes 24 de mayo.

El TSJA ratificó la prohibición dictada por la Delegación del Gobierno en Ceuta del mitin que el presidente de Vox, Santiago Abascal, tenía previsto celebrar en la ciudad autónoma al no haber acudido la representación del partido político a la comparecencia convocada tras su recurso contra la decisión de la autoridad gubernativa.

En su escrito, Vox ha explicado que el domingo 23 de mayo, el procurador de la formación presentó ante la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJA el recurso contencioso administrativo, con solicitud de medidas cautelarísimas, contra el acuerdo del delegado del Gobierno en Ceuta por el que prohibía la concentración del día siguiente en la ciudad para “mostrar el apoyo a las Fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado en la defensa de nuestras fronteras”.

Según el partido liderado por Santiago Abascal, en la mañana del lunes, la magistrada Fernández Camacho requirió a Vox para que aportara copia del apoderamiento al procurador y del acuerdo por el que Vox decide la interposición del citado recurso. Sin embargo, advierte la querella, el procurador no es citado para acudir a las 12.00 horas para resolver sobre las medidas cautelarísimas solicitadas por esta parte.

Una información que tampoco llegó cuando el procurador, en representación de Vox, acudió para entregar la documentación solicitada, pese a estar en sede judicial. Por ello, la formación ha firmado una declaración jurada en la que explica que, en ningún momento, “se le notificó la vista que se iba a celebrar a las 12.00 horas, hasta que recibió una llamada a las 12.05”. “Debido a la ausencia de esta parte en la vista, se tuvo por desistido el recurso”, ha explicado el partido.

Por ello, Vox pregunta “por qué no se comprobó que se había notificado la vista al procurador de Vox, como sí se notificó al abogado del Estado y la fiscal”. Además, recuerda en el escrito que tampoco recibió la “llamada de cortesía” que suele hacerse cuando una de las partes no acude a una vista, “con el objetivo de conocer si ha surgido un problema”.

Por todo ello, la formación solicita que se interrogue a los querellados en calidad de investigados; diligencias documentales, para las que Vox ha presentado toda la documentación necesaria; y testimoniales del procurador de la formación y de la propia vicesecretaria Nacional Jurídica de Vox.