domingo, 13 junio 2021 20:14

Pascal (PNC) pide al Govern elegir estar con la gente trabajadora o “los que solo hablan del 1-O”

La secretaria general del Partit Nacionalista de Cataluña (PNC), Marta Pascal, ha asegurado que durante la nueva legislatura el Govern tendrá que decidir si está con “la gente que trabaja o con los de autocomplacencia, que solamente hablan de ellos mismos, que tienen la mirada atrás, que solo hablan del 1-O”.

Así lo ha defendido este sábado en la clausura de la convención política del partido, donde se han presentado las conclusiones de grupos de trabajo formados, y en la que Pascal se ha comprometido a confrontarse “políticamente, con ideas y con propuestas” al Govern, aunque le dará los 100 días de gracia que el PSC les niega.

En cuanto a la situación de los presos del 1-O, ha considerado que los indultos son una solución –y ha calificado de valiente al Gobierno central– pero ha lamentado: “Cuando escucho a los presos en la cárcel diciendo ‘Ho tornarem a fer’ [‘Lo volveremos a hacer’], no lo entiendo”.

También ha acusado al PP de creer que “hacer política en contra de Cataluña va mejor en réditos políticos en España”, en referencia a la recogida de firmas que los ‘populares’ han impulsado en contra de los indultos.

Ha defendido que debe haber una relación de confianza, bilateral y fuerte –en sus palabras– con el Gobierno central mientras se soluciona el “conflicto político entre Cataluña y España” con diálogo y resultados.

AEROPUERTO DE BARCELONA Y HERMITAGE

Se ha posicionado a favor de la ampliación del Aeropuerto de Barcelona: “Nosotros queremos las máximas cotas de soberanía. Si el Aeropuerto del Prat tiene que ser más grande, que lo hagan. Esta ciudad y país no se puede permitir no tener unas infraestructuras de primera”.

También ha criticado la negativa del Ayuntamiento de Barcelona a la construcción del museo Hermitage en el Puerto de la capital catalana, que “necesita ser un punto de referencia cultural”.

SUBSIDIOS Y SERVICIOS PÚBLICOS

Ha pedido que la lengua catalana sea universal y que las fuentes de energía permitan hacer compatible el progreso con la sostenibilidad, además de implantar “unos servicios públicos de calidad” y que el mundo rural y el sector primario sean centrales en la gestión pública.

“No queremos subsidios, queremos iniciativa. No queremos que nadie quede atrás. Tiene que haber acompañamiento pero no podemos penalizar la iniciativa”, ha concluido.