lunes, 21 junio 2021 18:28

La hispanofobia del hombre fuerte de Puigdemont en la Generalitat

ERC y JxCat se han repartido los sillones de la Generalitat. Los republicanos han puesto a hombres de partido en sus puestos de cabeza, mientras que los de Carles Puigdemont y Laura Borràs han optado en una mezcla de independientes liderados por Jordi Puigneró, la mano derecha del expresidente del Govern y residente en Waterloo.

Puigneró, creador de la NASA catalana, era el consejero de Políticas Digitales, y ahora también ocupará el cargo de Territori y la Vicepresidencia del Govern. Es el hombre fuerte de Puigdemont en el poder y uno de los miembros del equipo negociador en la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez.

DE DESPILFARRAR 18 MILLONES A DECIR QUE COLÓN ERA CATALÁN

Pero a este extrabajador de Deutsche Bank e IBM no se le conoce popularmente por su trabajo político, que también al despilfarrar 18 millones en plena pandemia, motivo por el que fue objeto de mofa en el diario The Guardian, por mandar nanosatélites al espacio, sino por su hispanofobia y radical sentir de su independentismo.

La Ejecutiva de Junts decidirá este jueves su candidato a la Presidencia del Parlament
La Ejecutiva de Junts decidirá este jueves su candidato a la Presidencia del Parlament

Puigneró ya mostraba su ideología de odio contra España hace 22 años. En 1999, defendió las tesis del Institut Nova Història, un ente creado por Jordi Bilbeny, quien sostiene que los grandes ilustres españoles y otros extranjeros eran catalanes. Entre ellos, Cristóbal Colón, Leonardo da Vinci o Miguel de Cervantes.

Los vínculos de éstos grandes de la historia con Cataluña son explicados con inverosímiles teorías. Cristóbal Colón, por ejemplo, no salió del puerto de Palos (Huelva), sino de Pals; además, su nombre podría ser Cristòfor Colom, Cristóbal Colón o Christopher Columbus, pero nacido en Cataluña.

Nosotros, los catalanes, hemos descubierto América

“Castilla antes y España más recientemente” reescribieron la historia: “Nosotros, los catalanes, hemos descubierto América“, afirmaba Puigneró, quien no se desdice de estas palabras. De hecho, 20 años después las reivindica. “Cada día estoy más convencido de la veracidad de las teorías de Bilbeny sobre cómo la censura de la época reescribió la historia de Colón”.

LA HISPANOFOBIA DE PUIGNERÓ, ABIERTA AL PÚBLICO

No es la única polémica y su flirteo con la xenofobia propia del independentismo más radical, el que saluda con el brazo en alto y mostrando los cuatro dedos -simulando la bandera cuatribarrada catalaba-. Puigneró ha dado ejemplos de su hispanofobia, que mantiene en la red social Twitter. “¿Sabéis cuál es la diferencia entre un español y un mongol?… una medalla”, escribía en 2012, en referencia a los resultados cosechados entre ambas selecciones en los Juegos Olímpicos de aquel año.

El vicepresidente de la Generalitat se refiere a España como “Ejpañistán“, una calificativo utilizado para degradar el nombre del país en el que nació. En su perfil de la red social lo utiliza en varias ocasiones. Además, compara poder ejercer el voto de forma telemática por una baja de maternidad que a políticos inmersos en un proceso judicial por sedición.

“Muy a favor de facilitar el voto a @Irene_Montero_ por motivos de maternidad. Un derecho, el de facilitar el voto, que le es denegado a Puigdemont y a los presos políticos, tanto en el Parlament como en el Congreso. Que bonita democracia os está quedando en Ejpañistán“, afirmaba el número dos de Puigdemont en este nuevo Gobierno autonómico.

“Ejpañistán” fue también su respuesta para pronunciarse sobre la sanción a Jordi Sánchez, expresidente de la ANC, tras incumplir el reglamento penitenciario. Además, Puigneró asegura que se refiere así a España como parte de su desprecio. “¿Algo a comentar sobre el uso despectivo de “Ejpañistán” por parte de un Conseller de la Generalitat?”, le recriminó un usuario de la red social, quien pidió además la dimisión del consejero catalán.

“Desafortunadamente, en el Reino de España o se es súbdito o se es disidente. Porque estamos ante una estructura de pensamiento feudal“, aseguraba respecto a un informe de la situación de la justicia en el mundo, donde España quedaba tras Botsuana en la lista.

Puigneró es el único consejero que queda en la delegación de JxCat en la Mesa de Diálogo con el Gobierno de España. De hecho, ni Elsa Artadi ni Josep Rius han querido entrar en este Govern. Ambos han rechazado la vía de la “confrontación” para lograr sus objetivos.

Puigneró afirma que hay un “conflicto político” entre Cataluña y España. También cree que Cataluña puede invadir competencias estatales sin oposición del Gobierno, como crear una ‘repúbliqueta’ digital, con su propia firma digital.

PUIGNERÓ, UN VICEPRESIDENTE SIN RESPONSABILIDAD ECONÓMICA

Con estos insultos, Puigneró cogerá el relevo de una vicepresidencia que ya no tiene la Consejería de Economía a cargo. JxCat ha preferido colocar a Jaume Giró en este cargo, un independiente que ha trabajado para La Caixa y la candidatura de Joan Laporta al FC Barcelona.

El consejero, por otro lado, fue investigado por la Guardia Civil por su presunta vinculación con el referéndum del 1-O, en concreto con la puesta en marcha de la web referendum.cat. Entonces ocupaba el cargo de presidente del Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTI), dependiente de la Generalitat.

También aparece su nombre en el denominado ‘caso Voloh’, en el que se investiga la creación de criptomonedas para la “estabilidad financiera” de la región. De aquí, la Benemérita trata de indagar si los fondos que recibe Puigdemont han salido de este proyecto.