domingo, 13 junio 2021 19:08

Sánchez pide elevar la ambición para alcanzar la neutralidad climática en 2050

el corte ingles

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha destacado que el compromiso para alcanzar la neutralidad climática en 2050 “debe ser la nueva normalidad en todos los países”.

“Juntos, los actores estatales y no estatales, debemos aprovechar esta oportunidad única para acelerar la marcha hacia un futuro a prueba del cambio climático”, ha señalado este domingo Sánchez durante su intervención, mediante un vídeo, en la segunda Cumbre P4G, ‘Trabajando Juntos por el Crecimiento Verde y los Objetivos Globales 2030’, que organiza la República de Corea, y que representa un paso más en el camino hacia la COP26 de Glasgow del próximo mes de noviembre.

En la misma línea, ha insistido en que la colaboración entre actores “es la única manera de avanzar” y que iniciativas como esta Cumbre P4G y su Declaración de Seúl, que une empresas, gobiernos y organizaciones de la sociedad civil, “son clave para encontrar juntos las estrategias y herramientas necesarias para superar lo que se ha definido como la amenaza existencial” de la actualidad.

“El momento de actuar es ahora, la manera de hacerlo es juntos”, ha sentenciado Sánchez, quien ha asegurado que España “ha decidido estar a la altura del reto, situando la transición ecológica en el centro de su política”.

El presidente del Ejecutivo español ha apostado por “elevar el nivel de ambición” y ha resaltado que el compromiso con la neutralidad climática para 2050 “debería ser la nueva normalidad”. Para que esto ocurra, ha subrayado que hay que convencerse de que “es un camino lleno de oportunidades”.

Así, ha defendido que invertir en tecnologías de transición energética “puede crear cerca de tres veces más puestos de trabajo que hacerlo en combustibles fósiles”.

Asimismo, Sánchez ha señalado que unos marcos normativos sólidos deben asegurar la ambición climática española: “Por eso acabamos de aprobar nuestro plan de proyecto de ley de Cambio Climático y Transición Energética, que consagra en ley el objetivo de la neutralidad climática para 2050”.

Por último, el presidente del Gobierno ha apuntado que la transición climática “debe ser justa e inclusiva”, destacando que la estrategia española garantiza que la transición ecológica de la economía española “no deje a nadie atrás”.