viernes, 25 junio 2021 12:45

El 15% de los asesores de Pedro Sánchez no pasa del graduado escolar

El Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos, contaba a fecha de 30 de junio de 2020 con 777 eventuales, generalmente asesores, personas contratadas a dedos, de forma eventual, que no están obligados a superar una oposición. Estas cifras se pueden extraer de la lista de nombres que Función Pública debe entregar a los medios que lo soliciten, según consta en la Ley de Transparencia. Aunque en su día, la publicación Civio, aseguraba que faltaban algunos nombres.

A día de hoy el número ha aumentado hasta los 1.212 asesores contratados, tal y como se puede comprobar en la letra pequeña de los Presupuestos Generales del Estado. Una cifra que supera en mucho a los 860 asesores nombrados por el PP poco antes de ser reemplazado por el partido de Sánchez en 2018. En el primer presupuesto que realizó el Ejecutivo actual, en 2019, la cifra era de 950, por lo que el número de asesores se ha incrementado un 27,6% de un año para oro y un 41% desde que Mariano Rajoy abandonó la Moncloa.

Según informaciones de ABC del mes de mayo de 2020, el Gobierno de coalición tiene un coste para los españoles que supera los 7,5 millones de euros, destinados a sueldos de altos cargos y asesores, incluyendo sus cotizacines correspondientes a la Seguridad Social. Este fenómeno, muy español, no es algo nuevo. En los primeros años de la crisis que se estaba gestando en 2007, ya se percibió un enorme aumento de estos contratos, que llegó a los 863 en el año 2011, lo que supuso un gasto de mas de 42 millones de euros para unos ciudadanos asfixiados por la crisis.

Con la llegada del PP al Gobierno, se produjo un ajuste desde Bruselas, por lo que el gobierno se vio obligado a hacer un recorte, bastante discreto, ya que se redujo en 2015 a los 815 asesores. En los últimos años del PP ya se había aumentado el número de contratos y en 2018 sumaban los 860.

Pero no solo el número de asesores resulta llamativo, también el nivel de formación de los mismos resulta sorprendente, teniendo en cuenta que los presidentes deberían estar rodeados y aconsejados por las personas mejor preparadas. De los 1.212 asesores de la actualidad, solo un 55% tiene estudios superiores. El 13% cuenta con una titulación de grado medio; un 17% tiene el título de bachillerato, y el 15% solamente tienen el graduado escolar. Este aumento tan desproporcionado se debe en parte a la intervención de Unidas Podemos, que elevó el número de ministerios hasta 22, y casi 30 Secretarías de Estado.